viernes, 11 de marzo de 2011

Poesía prebélica en la primera mitad del siglo XX




La montaña magnética
(1933)


En algún lugar más allá de las terminales
de la razón, al sur o al norte,
hay una montaña magnética
que funde el cielo con la tierra.

No hay línea tendida hasta ahora.
Un montón de conexiones que se oxidan
durmientes -huesos de muertos-
marcan una vía derrotada.

Un halcón que anualmente
cambia su sitio en el espacio;
el último vuelo
puede significar el lugar.

Hierro en el alma,
espíritu acerado en fuego,
aguja temblando en la verdad;
tal es lo que allí se me revelará.

Cecil Day-Lewis (Ballinturbbert House, 1904- Hadley Wood, 1972) 
Versión de J. Aulicino
Publicar un comentario