sábado, 28 de diciembre de 2013

El hombre de la nieve


El hombre de la nieve

Uno debe tener una mente de invierno,
Al considerar la escarcha y las ramas
De los pinos con nieve en costras,
Frías desde hace mucho tiempo.
Contemplar los enebros achuchados por el hielo,
Los abetos descarnados desde el brillo lejano
Por el sol de enero, y no pensar
En cualquier miseria del sonido del viento,
En el sonido de unas pocas hojas,
¿Cuál es el sonido de la tierra
Envuelta por el mismo viento?
¿Está soplando en el mismo lugar desnudo
Para el oyente que escucha desde la nieve,
Y, despojado de sí mismo, contempla
El despojo que no está allí, y la nada que es?

Wallace Stevens (1879-1955)
Trad. Juan M. Pueyo

sábado, 14 de diciembre de 2013

Un rey poeta


Un actor representa al Emperador Kangxi en una ceremonia

Tercer emperador de la dinastía Qing que gobernó el país durante sesenta y un años con notables éxitos políticos: consolidó el imperio, y logró gran prosperidad económica; fue al mismo tiempo un buen poeta con temas muy amplios y producción fecunda. Dejó más de mil cien poemas, que han llegado todos a nuestros tiempos. Muchos reflejan su actividad poética con espíritu vital y heróico, pero no faltan tampoco versos muy líricos, apacibles y tranquilos.

En memoria de mi difunta esposa la Emperatriz

Fijos mis ojos de lágrimas
en la sangre derramada
por el sol agonizante.
Clavado ante el espejo que dejaste,
veo un rostro demudado
por la inmensa aflicción.
El frígido rocío de las gradas
aumenta mi dolor.
Los verdes árboles en las nieblas
incrementan mi desesperación.
Recitando todos los poemas
que a tí te he dedicado,
me duele recodar
los tiempos felices del pasado.
Acaba de salir la luna llena,
y en vano lanza su luz a esta tierra.
Una oca solitaria se ha marchado
hacia el infinito sin dejar huella,
mientras se estremece todo el palacio
con el agudo ruído por la quiebra
de una cuerda del laúd que estoy tocando. 

Emperador Kangxi (1654-1722)
Poesía China. Cátedra Letras Universales. Trad. y Ed. Joaquin Chen

Tras las huellas del Emperador (Dinastía Qing)

domingo, 8 de diciembre de 2013

Nostalgia



Emperador Xuan Zong

Nació en Qiantang, actual Hangzhou de la provincia de Zhejiang, en una familia de intelectuales. A los quince años se hizo famoso por sus versos, sin embargo quedó imortal por su obra dramática, especialmente la ópera El palacio de la eterna juventud, que narra el amor del emperador Xuan Zong de la dinastía Tang por su favorita Yang. En su carrera de funcionario sufrió muchos reveses a causa de sus divergencias con el poder, y sus enemigos aprovechando la representación de dicha ópera, que dirigió en el periodo de luto decretado por el fallecimiento de la emperatriz, lograron destituirle. Tuvo que regresar a su pueblo natal, y en su vejez durante un viaje a Nankin cayó al agua embriagado, y murió.

Nostalgia del viajero

Todas las noches las paso
en un navío mercante.
Añoro mi hogar, mi pueblo,
pero no puedo hacer nada.
De día cuando estoy despierto,
llegan a mis oídos
sólo acentos del Norte.
De noche en mis sueños
escucho canciones 
de mis paisanos del Sur.

Hong Sheng (1646-1727)
Poesía China. Cátedra Letras Universales. Trad. y Ed. Joaquin Chen


martes, 3 de diciembre de 2013

Una pregunta que nos repetimos mucho



Nombre social: Xichang
Sobrenombre: Zhucha

Nacido en Xiushui, actualmente Jiaxing en la provincia de de Zhejiang. Superó las pruebas en el concurso imperial para acceder al jinshi (doctorado), y empezó a trabajar en la Academia Imperial participando en la elaboración de la Historia de la dinastía Ming. Fue un hombre de gran erudición, historiador y poeta. Cultivó tanto la poesía shi como la ci.

En recuerdo de una joven

Revolotean miríadas de pétalos de flores.
Se agitan ramas en los sauces llorones.
El viento del sur acaricia el pabellón:
las gruesas cortinas de la ventana
siguen allí como antes,
más ya no veo a la joven que se asomaba.

Alegres ruiseñores cantan
en las copas de los árboles.
No hacen sino aumentar
mi profunda tristeza.
¿Por qué el destino quiso
que yo la conociera? 

Zhu Yizhun (1629-1709)
Poesía China. Cátedra Letras Universales. Trad. y Ed. Joaquin Chen

El sueño en el exilio; no hay que enfadar al emperador



Nombre social: Yongxiu
Sobrenombre: Shen´an

Oriundo de Xindu, provincia de Sichuan, ganó en 1511 el primer puesto de los exámenes imperiales para optar al jinshi durante la dinastía Ming, e inició con buen pie su carrera. Sin embargo en 1524 un memorial que elevó al emperador acerca de un ascenso, lo cual enfadó a éste, y fue exilado a la lejana provincia de Yunnan. Durante los treinta y cinco años de destierro escribió numerosas obras, entre las cuales había prosas, poesía, dramas e informes de investigaciones arqueológicas. Los historiadores de la dinastía le consideraban como el escritor más fecundo de la época. Dejó Obras completas de Shen´an y cerca de cien libros.

El sueño roto
       Qu
Odio a los pesados gallos
que cantan antes del alba.
Me han despertado de mi viaje a casa
atravesando mil leguas.
Baja el río lleno de estrellas
en medio de densas nieblas.
Ahora les toca graznar a los cuervos.
Muy triste, solo, comtemplo
desde lo alto del albergue
una luna agonizante,
que cuelga del cielo del oeste.

Yang Shen (1488-1559)
Poesía China. Cátedra Letras Universales. Trad. y Ed. Joaquin Chen

sábado, 30 de noviembre de 2013

El pintor y poeta


Pintura de Ni Zan, año 1371

Nombre social: Yuanzhen
Nacido en Wuxi, provincia de Jiangsu, fue un famoso pintor y poeta de la dinastía Yuan. Nunca tuvo cargo oficial, y llevaba una vida bohemia viajando por los sitios más pintorescos del país.

Frente al vino

Dejo improvisado un poema en una roca.
Alzo mi copa entre alto pinos,
lejos nubes blancas sobre el agua.
Al azul del cielo regresa una grulla solitaria.
Pabellón vacío. Brillan bambúes y musgos.
Dejo de trepar el monte, y descanso
sentado hasta que se pone el sol.
Pían sin cesar pájaros de primavera.

Ni Zan (1301-1374)
Poesía China. Cátedra Letras Universales. Edi. y Trad. Joaquin Chen

martes, 26 de noviembre de 2013

Flauta de hierro que despeja nubes



"Hombre cabalgando" de Zhao Mengfu de la dinastía Yuan, 1296


Nombre social: Mengfu
Sobrenombre: Sengheweng
Seudónimo El Taoísta Xing Xing

Oriundo de Taiyuan, provincia de Shanxi, fue célebre poeta y dramaturgo de la dinastía Yuan. Destacó tanto por sus versos qu (cantares) que la crítica china le iguala a Zhang Keiju, y los considera a ambos como máximos exponente de esta variedad en su época. Entre las óperas que compuso, la más famosa es El amor en esta vida y en el más allá. Nos dejó Poemas de qu de Qiao Mengfu.

Autorretrato
       qu

Coronado de gorra taoísta,
vestido de túnica emplumada
y un caminar como por los aires,
mi flauta de hierro despeja nubes
y mi bastón de bambú llega al cielo.
Vivo rodeado de cantantes,
de mujeres joviales, taoístas,
bebedores, poetas y excéntricos.
Soy doctor en viajes de turismo,
sin haberme presentado nunca
a exámenes imperiales.
Soy el inmortal en un mundo alegre
y jamás conocí la tristeza.
En mi casa hay por todas partes
antiguos libros de los maestros,
pinturas, tintas e inciensos,
que exhalando un ténue humo
llenan de fragancia el valle.

Qiao Ji (1280-1345)
Poesía China. Cátedra Letras Universales. Ed. y Trad. Joaquin Chen

jueves, 21 de noviembre de 2013

La nube que no abandona la montaña





En la cumbre de la nube esmeralda
Según la melodía luomeifeng
                Qu

Arroyo entre los pinos.
Cabaña de pajas y hierbas.
Alguien lee en voz alta
en la espesura del bosque de jade.
En este mundo, ¿qué importa
que brille el sol, o llueva?
Mira las nubes blancas;
enamoradas de la montaña esmeralda,
no quieren abandonarla.

Zhang Kejiu (1270-1348)

Nombre social: Xiaoshan
Natural de Qiyuanlu, que hoy es Ninpo en la provincia de Zhejiang, fue un destacado poeta de la dinastía Yuan, que se dedicó de lleno a Qu (cantares). Funcionario de bajo rango en la administración de carreteras y tributación, pasó su vejez en Hangzhou. Siendo el autor más fecundo de Qu tuvo como motivos principales de su poesía la belleza de la naturaleza, el amor y la vida de los letrados, con estilo elegante pero no florido. Él y Qiao Ji son considerados como los dos mejores poetas Qu de la dinastía. Su creación poética fue publicada en Versos Qu de Xiaoshan y otras colecciones que contienen 855 xiaolin, una de las variedades de Qu que les hicieron famosos.

Poesía China. Cátedra Letras Universales. Ed. y Trad. Joaquin Chen

sábado, 16 de noviembre de 2013

La limpieza de corazón en el jade de la Historia





Paseando por el mar de la soledad

Ríos y montañas patrias quebrantadas.
Briznas que se lleva el viento.
Soy una hoja de nenúfar
que sobrenada en el agua
azotada por las tormentas.

En la Playa del Pánico recordamos
los peligros que hemos vivido.
En el Mar de la Soledad
lamento lo solo que estoy.

Todos sin excepción hemos de morir.
Lo importante es dejar el corazón
del todo límpio que brille
en el jade de la Historia.

Wen Tianxiang (1243-1283)

Nombre social: Lishan
Sobrenombre: Wenshan

Nacido en lo que hoy es Ji´an de la provincia de Jiangxi, fue político, poeta y famoso héroe nacional de Song del Sur. En 1255 ganó el primer pues en los exámenes imperiales para optar al jinshi (doctorado) y empezó una brillante carrera política, llegando hasta el cargo de primer ministro. En un combate fue capturado por las tropas de Yuan, pero logró escaparse, y continuó la lucha de resistencia en las provincias de Jiangxi, Fujian y Guangdong. En la batalla de Qiaoyang cayó otra vez en manos de los Yuan, y tras tres años de prisión en Pekín fue ejecutado, sin mostras ninguna flaqueza ni titubeo ante sus verdugos.
Sus poemas son emocionantes cantos del patriotismo, y se reunen en la Antologia del Sr. Wenshan.

Poesía China. Cátedra Letras Universales. Ed. y Trad. Joaquin Chen 

viernes, 1 de noviembre de 2013

Larga vida a Lou Reed



La artista estadounidense Laurie Anderson, viuda de Lou Reed, ha publicado este jueves 31 de Octubre de 2013 un obituario en el semanario neoyorkino, East Hampton Star.


A nuestros vecinos:

¡Qué otoño tan maravilloso! Todo reluciente y dorado y toda esa increible luz suave. El agua nos rodea.

Durante los últimos años Lou y yo pasamos tiempo aquí, y aunque somos gente de ciudad, este es nuestro hogar espiritual.

La semana pasada prometí a Lou que lo sacaría del hospital y volveríamos a casa en Spring. ¡Y lo conseguimos!

Lou era un maestro del tai chi y pasó sus últimos días aquí feliz y deslumbrado por la belleza y el poder y la dulzura de la naturaleza. Murió el domingo por la mañana mirando los árboles, y haciendo la famosa posición 21 del tai chi con tan sólo sus manos de músico moviéndose en el aire.

Lou era un príncipe y un guerrero, y sé que sus canciones sobre el dolor y la belleza en el mundo, llenarán a muchas personas con la extraordinaria alegría de vivir que él tenía. Larga vida a la belleza que desciende y perdura y que se adentra en todos nosotros.

Laurie Anderson

Su amante esposa y eterna amiga.

miércoles, 23 de octubre de 2013

La pequeña joya está en el loto



Pasando por Xietan en barco

Vino excelso. Una copa y otra copa.
La cortina que acaba de plegarse,
se despliega de nuevo.

Montaña excelsa.
¿Quién habrá conocido
sus miles de pliegues?
Me los ofrece a la vista
ahora el sol poniente.

Yang Wanli (1127-1206)

Nombre social: Tingwiu
Sobrenombre: Changzhi
Natural de Jishui, provincia de Jiangxi. Habiendo accedido en 1154 al título de jinshi, inició su carrera como funcionario administrativo local. Fue muy respetado y admirado debido a la rectitud e integridad que mostraba en su comportamiento en la Corte. Cuando subió al poder Hang, un mal primer ministro, abandonó sus cargos, se retiró a vivir en el campo y falleció triste.
En su creación literaria aprendió al principio de la Escuela de Jingxi, y después de Wang Anshi, para formar al final su propio estilo, que es espontáneo, natural y ameno. Sus versos son principalmente líricos sobre la belleza de la naturaleza y la vida en el campo, y fueron publicados en Poemas yuefu de Chengzhi.

Poesía China. Cátedra Letras Universales. Ed. y Trad. Joaquin Chen

sábado, 12 de octubre de 2013

Cuando la poesía toca al Amor


Lu You (1125-1210)
Nombre social: Wuguan
Seudónimo: Fangwneg
Nació el 13 de Noviembre de 1125 en Shanyin, hoy Shaoxing, provincia de Zhejiang, en una familia muy culta, ya que su padre, su abuelo y subisabuelo eran literas de fama. En 1144 se casó con su prima Tang Wan, y aunque la quería mucho, tuvo que divorciarse por orden de su madre. En 1153 ganó uno de los primeros puestos en los exámenes imperiales, pero debido que su nombre precedía al del nieto de Qing Kui, primer ministro tristemente famoso en la historia china por su traición, y éste, encolerizado anuló el título que se debía conceder a Lu You. Cuando Xiao Zong heredó el trono, le otorgó personalmente el título de jinshi. Se retiro de la corte a su pueblo natal.

Según la melodía chatoufen
                               Ci

Inolvidable néctar dorado
en finas manos capullos de rosa.
Sauces sobre muros de palacio
en la ciudad florida.
De pronto sopló un viento despiadado
que se llevó nuestras alegrías.
Ahora todo este vaso de amargura
tras tantos años de separación.
Error, error ¡Qué error!

Bella es la primavera como siempre;
pero tú pálida, consumida.
Empapado está tu pañuelo en lágrimas
enrojecidas por el maquillaje.
Caen flores del melocotonero.
Soledad en el Pabellón del Estanque.
Nuestro amor es tan profundo como antes,
pero ni un mensaje se puede envíar.
Dolor, dolor ¡Qué dolor!

Lu You (1125-1210)

Se trata de un poema que el autor dedicó a su ex mujer Tang Wan, que era una prima suya. El poeta la amaba profundamente, pero por orden de la madre a quien no gustaba Tang Wan, tuvo que divorciarse de ella poco después de casarse. Diez años más tarde se encontraron por casualidad en el jardín Shen, y el autor escribió estos versos improvisados en una pared. Tang Wan compuso en su casa otro poema; y allí hundida en profunda tristeza murió al poco tiempo. La tragedia ha sido motivo de muchas óperas y dramas en China.

Mi respuesta
Según la melodía Chatoufen
                  Ci

Gélido es este mundo.
Cruel es el ser humano.
Una tormenta llega al ocaso.
¿Cuántas flores la pueden aguantar?.
El viento de la mañana 
me ha secado ya las lágrimas,
dejando sólo unas lágrimas.
Quería escribirte sobre mis penas,
pero termino por hablar sola
apoyada en la baranda.
Triste, triste ¡Qué triste!

Cada uno de nostros 
se ha ido por su camino.
El día de hoy ya no es el de ayer.
Dolencias y enfermedades,
pesadas cadenas interminables.
Vivo en la cuerda de un columpio.
Frías notas de un clarín.
Fin de la noche.
Llegará el nuevo día.
Por miedo a las preguntas
debo tragarme las lágrimas,
y forzar una sonrisa.
Fingir, fingir. ¡Hay que fingir!

Tang Wan (Poetisa. Siglos XII-XIII)

Ex esposa del poeta Lou You. Aunque estaban muy enamorados, tuvieron que divorciarse debido a la madre de éste. Esta es la respuesta al poema, que Lou You escribió en la pared del jardín Shen.


Poesía China. Cátedra Letras Universales. Ed. y Trad. Joaquin Chen

viernes, 4 de octubre de 2013

La historia de Li Yu, el emperador poeta

Emperador Li Yu

Nombre social: Chongguan
Fue el último monarca del reino Tang del Sur, que gobernó durante quince años. Como buen pintor, calígrafo, músico y sobre todo poeta, dedicó más tiempo y atención a la literatura y el arte que a los asuntos de Estado. Ante la irresistible ofensiva de las tropas de los Song, tuvo que capitular en 973. Fue encarcelado primero, y envenenado después en 978, a manos de un verdugo enviado por orden del emperador Song.
Su fama la debe a sus cantares ci y su contribución a esta modalidad de la poesía. Son excelentes sus poemas líricos, que narran la vida en la corte, sus pensamientos y emociones y su tristeza al ver aniquilado su reino. Con él la poesía ci amplió el abanico de su temática, que antes se limitaba al amor, y después era ya un género lírico, donde el poeta exhibía su mundo interior. Sus versos revelan su gran sensibilidad, y se caracterizan por una gran fuerza emocional e imaginativa, un lenguaje bien seleccionado y hermoso, gran musicalidad y estructuras perfectas.

Infinitas Nostalgias
           Ci

Sus cabellos son unas nubes
y sus dientes perlas.
Fino vestido de gasa.
Arqueadas suavemente las cejas
de un azul profundo.

Sopla furioso el viento
acompañado de intensa lluvia.
Fuera de la ventana
gimen hojas de plátanos.
Cómo podrá soportar
una noche tan angustiosa.


La Separación
Según la melodía Qingpingle
             Ci

Ha pasado casi la primavera
desde mi salida.
Todo lo que veo,
me desgarra el alma.
Sobre las gradas caen
blancas hojas del ciruelo.
Vuelan como copos de nieve.
Mientras más me muevo para sacudírmelos,
más me cubren y me envuelven.

Han regresado las aves migratorias
sin traerme ningún mensaje.
Largísimo es el camino.
Ni en sueños puedo volver a mi hogar.
Las cuitas de la separación
son hierbas primaverales:
cuánto más te alejas,
más crecerán.

Flores de primavera y luna de otoño
Según la melodía Yumeiren (36)
               Ci

Oh flores primaverales y luna otoñal,
cuándo cesaréis de retornar.
Sabéis cuántos recuerdos dulces tejo
sobre mis alegres días pasados.
Anoche la brisa de primavera
volvió a acariciar mi pabellón.
¡Cuán insufrible resultaba,
pensar en mi reino perdido
a la clara luz de la luna!
Quedan en el mismo lugar
las balaustradas esculpidas
y las gradas de mármol blanco.
Sin embargo han desaparecido
las mejillas sonrosadas.
Dime pues, quién habrá sufrido tristezas
más inmensas que las mías.
Un tumultuoso río en primavera
se precipita hacia el Este.

(36) Este poema reveló la añoranza del autor por su reino destruido, lo que le pareció al emperador Song, Zhao Kanying, un presagio de rebelión, y le empujó a tomar la decisión de asesinar a Li Yu.

Emperador Li Yu (937-978)

Poesía China. Catedra Letras Universales. Trad. y Ed. Guojian Chen

Li Yu, el último emperador Tang

lunes, 30 de septiembre de 2013

El lü shi de Zhongming



Una muchacha pobre

Hija de familia humilde,
no viste nunca seda,
ni conoces perfume.
Al pensar en la mañana,
sientes una gran melancolía:
los hombres sólo quieren la apariencia.
Quién amará a una chica laboriosa.
Muchas la superan con maquillajes
y en adornos de seda,
aunque nadie iguala
sus manos preciosas.
Qué triste oficio el suyo.
Bordar bonitos trajes de novia
años y años para otras,
sólamente para otras.

Qin Taoyu (siglo IX)

Nombre social: Zhongming
Nacido en Jingzhao, que hoy es Xi´an, provincia de Saanxi, en una familia pobre. No se sabe la fecha de su nacimiento ni su fallecimiento. Entre 878 y 879 trabajó como funcionario en la administración de agricultura, en 880 acompañó al emperador Xi Zong en su viaje de inspección por la provincia de Sichuan, y en el 882 recibió el título jinshi, que aquél le concedió como favor especial. Su carrera terminó como viceministro de Obras Públicas.
Destacó por su lü shi; es decir, octavas de estilo moderno. El poema que publicamos es el mejor que dejó, y su último verso "wei ta ren zhuo jia yi chang" se ha convertido en un modismo muy usual en chino, para indicar un trabajo que no aporta ningún provecho a quien lo hace.


Poesía China. Cátedra Letras Universales. Trad. y Ed. Guojian Chen 

martes, 24 de septiembre de 2013

Los jueju de Shaobo



Canción de las doncellas recogedoras de lotos

Rostros de flor entre flores de lotos,
Verdes faldas entre el verdor de las hojas.
En la espesura no se las encuentra,
Sólo su canción delata su presencia.



Despidiendo a Xinjian en el Pabellón Hibisco

Noche negra. Río bajo lluvia fría.
Nace la primera luz del alba.
Aquí nos despedimos, y en la lejanía
se divisa la montaña Chu solitaria.

Cuando pregunten por mí los amigos,
diles por favor de mi parte:
Tenéis mi corazón cristalino
en una bandeja de jade.



Despidiendo a Zhang Si

Crepúsculo triste
en el bosque de arces.
Fluyen con melancolía
las aguas del río.
Te vas alejando,
frígida luna del monte.
Oigo incesantes aullidos
de los monos afligidos.

Wang Changling (690-757)

Nombre social: Shaobo
Natural de lo que hoy es Xi´an, provincia de Shaanxi, obtuvo el título de jinshi (doctorado) en 727. Trabajó en varios cargos oficiales, y también conoció como otros muchos poetas el exilio. Regresó a su pueblo natal en los tiempos de caos durante la rebelión de An Lushan, y fue asesinado por un censor.
Fue uno de los exponentes de la poesía de frontera, y se distinguió por sus versos jueju (estrofas de cuatro versos) de gran originalidad verbal y elevada armonía fónica, a muchos de los cuales se les puso música. Sus poemas están publicados en la Antología de Wang Changling.

Poesía China. Cátedra Letras Universales. Ed. y Trad. de Goujian Chen

viernes, 20 de septiembre de 2013

Poesía china de la buena



Al Estilo Antiguo

Es empresa de los hombres
luchar en expediciones.
De jóvenes vinieron
de You y Yan, cuna de héroes,
y recorren a caballo
esta inmensa estepa agreste.
A sus corceles confían su suerte,
y poco les importa la vida.
Cuando se lanzan hacia adelante
nadie se atreverá a detenerles.
Sus caballos son rebeldes, y sus barbas
duras como púas de erizos.
Combatiendo entre el polvo amarillo
debajo de las nubes blancas,
juran no regresar a sus casas
antes de ver cumplida su misión.
Una muchacha de quince abriles
que viene del país de Liaodong,
magnífica tañedora de cítara,
canta y danza para ellos
a las mil maravillas.
Y los guerreros al escucharla,
derraman todos copiosas lágrimas.

Li Qi (690-751)
Oriundo de Ya´an, provincia de Sichuan. Obtuvo el jinshi (doctorado) en 735, y fue nombrado alcalde de XinXiang, provincia de Henan. Descontento de ocupar el mismo puesto durante años, se retiró a vivir en sitio desconocido.
El contenido y la forma de sus poemas son amplios y variados, en ellos destacan sus versos de estilo antiguo acerca de la lucha y la vida en zonas fronterizas. Sus obras se reunen en Antología de poemas de Li Chi. 

Poesía China ( XI ac-XX) Cátedra Letras Universales. Edición de Guojian Chen. Trad. Guojian Chen

jueves, 15 de agosto de 2013

El sagrado centro de la mesa del comedor




Un Breve Panegírico

Ahora que ha terminado la pesadilla vegetariana, que hemos vuelto a nuestra dieta de carne y estamos inmersos en el imperio de nuestros bellos y oscuros hábitos y podemos hablar con calma de cómo hemos sobrevivido, dejemos que la brisa del futuro toque y retoque nuestros grandes y hambrientos cuerpos. Desfilemos hasta el mercado a abrazar al carnicero y dejemos atrás el año de la zanahoria, el mes de la cebolla; adoremos el asado o el estofado que de nuevo ocupa el sagrado centro de la mesa del comedor.

Mark Strand (Summerside, Prince Edward Island, Canada, 1934)
Casi invisible. Visor de Poesía. Trad. Julio Trujillo

viernes, 9 de agosto de 2013

¿Podría ser, por ejemplo un pájaro, el sexto?




Seis paisajes significativos

Un hombre viejo está sentado
a la sombra de un pino
en China.
Ve una consólida
blanquiazul
al borde de la sombra
moverse con el viento.
Su barba ondea con el viento.
El pino ondea con el viento.
Así fluye el agua
sobre la maleza.

Wallace Stevens (1879-1955)
Las auroras de Otoño. Visor de Poesía. Trad. Jenaro Talens

Hacer click aquí: Breve biografía de W. Stevens

lunes, 29 de julio de 2013

Whitman gravita sobre la ribera del Genil



Presentación libro de N. Handal en Granada. Foto El Ideal

Granada canta a Whitman

En la ribera del río Genil
los amantes cantan lo que pertenece al agua;
un zapatero canta el sueño que soñó,
su ayudante el sueño no soñado;
un hombre canta a la mujer
sobre el colchón roto,
canta la muerte al mediodía.
Sobre la orilla del Darro
un ladrón ciego
canta mientras recoge chopos dorados
y también la grieta del temblor;
los santos llamean en la sierra,
y los hombres que ensayan un país
saben que nada permanece.
Pero cuando Whitman canta,
dejan que su voz
los aparte.

Nathalie Handal (Belen, Palestina)
Poeta en Andalucía.Visor de Poesía. Trad. Beverly Pérez Rego

miércoles, 24 de julio de 2013

El tiempo sin ahora



YO

¿Y si de repente
abandonáramos nuestro yo?

Por allí va sin saludar
enfurruñado y caviloso
en busca de algo mejor.
Ni siquiera vuelve la vista.

¿Y nosotros?
Primero hemos de acostumbrarnos
a este paisaje radiante
de antes y después,

de tiempo luminoso
sin ahora.

Cees Nooteboom (La Haya, 1933)
Luz por todas partes. Visor de Poesía. Trad. Fernando García de la Banda


domingo, 21 de julio de 2013

Dos sonetos al ajedrez encadenados


Jorge L. Borges y Érnesto Sábato

En este enlace escucharás la voz del poeta

Ajedrez

En su grave rincón los jugadores
rigen las lentas piezas. El tablero
los demora hasta el alba en su severo
ámbito, en que se odian dos colores.

Adentro irradian mágicos rigores
las formas: torre homérica, ligero
caballo, armada reina, rey postrero,
oblicuo alfil y peones agresores.

Cuando los jugadores se hayan ido,
cuando el tiempo los haya consumido,
ciertamente no habrá cesado el rito.

En el Oriente se encendió esta guerra
cuyo anfiteatro es hoy toda la tierra.
Como el otro, este juego es infinito.

Tenue rey, sesgo alfil, encarnizada
reina, torre directa y peón ladino,
sobre lo negro y blanco del camino
buscan y libran su batalla armada.

No saben que la mano señalada
del jugador gobierna su destino,
no saben que un rigor adamantino
sujeta su albedrío y su jornada.

También el jugador es prisionero
(la sentencia es de Omar) de otro tablero
de noches negras y blancos días.

Dios mueve al jugador, y éste la pieza.
¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza
de polvo y tiempo y sueño y agonías?

Jorge Luis Borges (Buenos Aires, 1899-Ginebra, 1986)

viernes, 5 de julio de 2013

Realidad vestida de otro pensamiento en el palacio de palabras



Wallace Stevens
(fragmento)

Tu ley es de mármol:
tu más alta invención
escribió resonando verso a verso
tu mundo sólo tuyo,
ahora nuestro,
realidad, siempre vestida
de otro pensamiento,
y sólo entonces entera como poema.

Adieu, me despido, adieu, adieu,
de aquel que no existe,
adieu,
porque había que estar solo siempre,
y lúcido
con el ojo más afilado
siempre.

Todo lo que conseguiste
en tu irrefutable palacio de palabras
sigue siendo válido:
el axioma del sol,
el dictado de la pera y la roca,
y ha de lograrse de nuevo,
porque esa era la lección:
it is possible, possible, possible. It must 
be possible.

¡Cómo si eso no fuese garantía!

Adieu, adieu.

Cees Nooteboom (La Haya, 1933)
Luz por todas partes. Visor de Poesía. Trad. Fernando García de la Banda



lunes, 1 de julio de 2013

Poesía no eres sólo tú; también las estrellas, el granizo y el olvido



Definición de Poesía

Es un silbido vertiéndose de golpe,
es la noche congelándose en las hojas,
son carámbanos que crujen y se frotan,
es un duelo singular de ruiseñores.

Es el postrer guisante fino en la planta,
es un llanto universal en las escápulas,
es Fígaro con atriles y con flautas
sobre el bancal desplomándose en granizo.

Es cuando la noche espléndida rastrea
en lo más hondo de lóbregos estanques
para volver al jardín con una estrella
entre las manos mojadas y temblantes.

Es placa plana en el agua: ¡y qué sofoco!,
el cielo entero se eclipsa en los alisios;
pueden reír las estrellas a su antojo,
pero el mundo es un lugar en el olvido.

Verano de 1917

Boris Pasternak (1890-1960)
Días Únicos. Visor de Poesía. Trad. Jose Mateo y Xenia Dyakonova

viernes, 21 de junio de 2013

El banquero y la viuda rica de Mark Strand



Un banquero en el burdel de las ciegas

Un banquero entró pavoneándose en el burdel de las ciegas. "Soy un pastor", proclamó, "y toco mi flauta tan a menudo como puedo, pero he perdido mi rebaño, y siento que estoy en un punto crítico de mi vida". "Noto por tu modo de hablar", dijo una de las mujeres, "que eres un banquero, que se hace pasar por un pastor y que quieres que te compadezcamos, y así lo hacemos, porque te has rebajado hasta el punto de intentar burlarte de nosotras". "Querida", respondió el banquero a la misma mujer, "noto que eres una viuda rica que busca un poco de diversión, y que no eres ciega en absoluto". "Esa observación me sugiere", prosiguió la mujer, "que tal vez seas un pastor después de todo, ¿pues qué viuda rica se divertiría haciendo de puta, sólo para terminar con un banquero?. "Exactamente", dijo el banquero.

Mark Strand (Summerside, Prince Edward Island, Canada, 1934)
Casi invisible. Ed. Visor de Poesía. Trad. Julio Trujillo 

lunes, 10 de junio de 2013

Adiós a tres ideas de W.Stevens sobre su infancia



Adiós a una idea...

Adiós a una idea... Las cancelaciones, las negaciones
nunca son definitivas. El padre está sentado en el espacio,
dondequiera que sea, con aspecto no amable,

Como alguien que es fuerte en los arbustos de sus ojos.
Dice no al no, y sí al sí. Dice sí
al no; y al decir sí dice adiós.

Mide las velocidades del cambio.
Salta de cielo en cielo más rápidamente
que los ángeles malos del cielo al infierno en llamas.

Pero ahora está sentado en un tranquilo y verde día.
Asume las grandes velocidades del espacio, y las agita
de nube a cielo despejado, de cielo sin nubes a claro glacial

En vuelos de oído a ojo, el ojo más alto
y el más bajo oído, el profundo oído que discierne
al atardecer cosas que lo asisten, hasta que oye

Sus propios preludios sobrenaturales,
en el momento en que el ojo angélico define
a sus actores, acercándose unidos, con sus máscaras.

Maestro, Oh Maestro sentado junto al fuego
y aún así en el espacio, inmóvil y aún así
origen siempre resplandeciente del movimiento,

Profundo, y aún así el rey y la corona
mira al trono presente. ¿Qué compañía enmascarada
puede corearlo con el viento desnudo?

Wallace Stevens (Reading, Penn. 1879- Hatford, Co., 1955)
Las Auroras de Otoño. Ed. Visor de Poesía. Trad. Jenaro Talens

Hacer click aquí: Breve biografía de W. Stevens

sábado, 8 de junio de 2013

La tiranía del gobierno del sonido invencible del viento


Wallace Stevens / AP

Adiós a una idea...

Adiós a una idea...El rostro de la madre,
el objetivo del poema, llenan el cuarto.
Están juntos aquí, y hace calor.

Sin la presciencia de los sueños incipientes
es al atardecer. La casa es atardecer, medio disuelta.
Sólo la mitad de lo que nunca poseerá permanece,

Sigue estrellado. Es la madre que poseen,
quien otorga transparencia a su presente paz.
Ella hace todo más gentil de lo que pueda ser.

Y sin embargo, ella también se disuelve, es destruida.
Ella da transparencia. Pero ha envejecido.
Su collar es una talla, no un beso.

Las manos suaves son un movimiento, no un roce.
La casa se derrumbará, y los libros arderán,
permanecerán dichosos en un refugio de la mente,

Y la casa que es de la mente y ellos y el tiempo
juntos, todos juntos. La noche boreal
parecerá una escarcha cuando se les acerque

A ellos y a la madre, mientras se adormece
y ellos digan, buenas noches, buenas noches. Arriba
las ventanas estarán iluminadas, no los cuartos.

Un viento diseminará su airada grandeza alrededor,
y golpeará la puerta como la culata de un rifle.
El viento les gobernará con sonido invencible.

Wallace Stevens (Reading, Penn, 1879- Hatford, Co.,1955)
Las Auroras de Otoño Ed. Visor de Poesía. Trad. Jenaro Talens

Hacer click aquí: Breve biografía de W.Stevens


domingo, 2 de junio de 2013

La blancura de una tarde al envejer




Adiós a una idea (1)

Adiós a una idea...Una cabaña en pie
abandonada sobre una playa. Es blanca
como de costumbre, o de acuerdo con

Un tema ancestral, o como consecuencia
de un rumbo infinito. Las flores contra el muro
son blancas, están mustias, una especie de marca

Recordando, intentando recordar una blancura
que era diferente, otra cosa, el año pasado
o antes, no la blancura de una tarde al envejecer,

No sé si más fresca o apagada, si de nube de invierno
o de cielo invernal, de un horizonte a otro
el viento arrastra la arena por el suelo.

Aquí ser invisible es ser blanco,
es tener la solidez del blanco, la realización
de un extremista en un ejercicio...

Cambia la estación. Un viento frío congela la playa.
Sus largas lineas se hacen más extensas y vacías,
una oscuridad se acumula, aunque no cae,

Y la blancura se hace más vívida en el muro.
El hombre que camina se vuelve sobre la arena con estupor.
Observa como el norte siempre engrandece el cambio

Con sus brillos helados, sus curvas rojiazules
y ráfagas de grandes ascuas, su verde polar,
el color del hielo, del fuego y de la soledad.

Wallace Stevens (Reading, Penn., 1879- Hatford, Co., 1955)
Las Auroras de Otoño. Visor de Poesía. Trad. Jenaro Talens 

Hacer click aquí:  Breve biografía de W. Stevens

miércoles, 6 de marzo de 2013

Un mundo perdido




Fue antes de la época de las antenas de radio

Fue antes de la época de las antenas de radio.

Mi abuelo acababa de hacerse práctico de costa.
En el almanaque anotaba los barcos que pilotaba-
nombre, ruta, calado.
Ejemplo de 1884:
Vapor Tiger Capitán Rowan 16 pies Hull Gefle Furusund
Bergantín Ocean Capitán Andersen 8 pies Sandöfjord Hernösand Furusund
Vapor St. Petersburg Capitán Libenberg 11 pies Stettin Libau Sandham

Los sacaba al mar Báltico a través del maravilloso laberinto de islas y aguas.
Y los que se encontraban a bordo, y eran transportados
por el mismo casco unas horas o unos días,
¿cuánto llegaban a conocerse?
Conversaciones en un inglés con faltas de ortografía, acuerdos y desacuerdos,
pero muy pocas mentiras conscientes.
¿Cuánto llegaban a conocerse?

Cuando había niebla cerrada: a media velocidad, escasa visibilidad,
de lo invisible surgía el cabo de una gran zancada,
y se abalanzaba sobre ellos.
La sirena mugía un minuto sí y otro no. Los ojos leían directamente en lo invisible.
¿Tenía el laberinto en la cabeza?
Pasaban los minutos.
Bajíos y arrecifes memorizados como los versículos de los salmos.
Y esa sensación de "estamos exactamente aquí",
que hay que conservar, cuando uno lleva un recipiente lleno hasta los bordes
del que no puede verterse ni una gota.

Una mirada a la sala de máquinas.
La máquina compound resistente como un corazón humano
trabajaba con grandes movimientos, suaves y elásticos, acróbatas de acero,
y los aromas subían como de una cocina.

Thomás Tranströmer (Estocolmo, 1931)
Bálticos y otros poemas. Colección Visor de Poesía. Trad. F.J. Uriz



domingo, 17 de febrero de 2013

Elegía a la escoria de la experiencia



Elegía

Abro la primera puerta.
Es una escalera grande y soleada.
Por la calle pasa un camión
que hace temblar la porcelana.

Abro la puerta número dos.
Amigos, bebisteis oscuridad
y os volvisteis visibles.

Puerta numero tres. Una angosta habitación de hotel.
Da a una calleja.
Una farola brilla en el asfalto.
La hermosa escoria de las experiencias.

Thomas Tranströmer (Estocolmo, 1931)
Bálticos y otros poemas. Colección Visor de Poesía. Trad. F.J.Uriz

domingo, 10 de febrero de 2013

Este poema empieza deslumbrando y termina enseñando



El poema definitivo es abstracto

¿Cuál es el debate hoy en día? En las lecturas
de Este Hermoso Mundo Nuestro se prepara
y farfulla el planeta rosa, y lo dejan caer maduro.

Y rojo, y razonable. La pregunta particular -aquí
la respuesta particular a la pregunta particular
no es pertinente- es pertinente la pregunta.

Si el debate diario no es con revelaciones,
uno sigue haciendo preguntas. Lo cual es entonces
una de las categorías. Dicho esto, este plácido

espacio ha cambiado. No es tan triste como pensábamos.
Para estar triste, no debe haber más preguntas.
Es un vaivén intelectual de omisiones, de divagaciones,

de debate en oblicuidades y distancias equívocas.
No un intelecto en el que somos escuadra presente
en cualquier parte del espacio al mismo tiempo, polo-nube

de comunicación. Sería suficiente
si estuviésemos, sólo por una vez en medio, fijos
en Este Hermoso Mundo Nuestro, y no como ahora,

desamparados en el límite, suficiente para ser
completos, por estar en el medio, si sólo fuese con sentido,
y en este enorme sentido, meramente gozar.

Wallace Stevens (1879-1955)

jueves, 7 de febrero de 2013

Dueños y víctimas de nuestro tiempo



Párrafo final de Hijos De La Medianoche

Sí, me pisotearán bajos sus pies los números avanzando uno dos tres, cuatrocientos millones quinientos seis, reduciéndome a partículas de polvo mudo, lo mismo que a su debido tiempo pisotearán también a mi hijo que no es mi hijo, y a su hijo que tampoco será el suyo, y al suyo que no será el suyo, hasta la mil y una generación, hasta que mil y una noches hayan concedido sus terribles dones, y mil y un niños hayan muerto, porque es privilegio y maldición de los hijos de la medianoche, ser a la vez dueños y víctimas de su tiempo,  renunciar a la intimidad y ser absorbidos por el remolino aniquilador de las muchedumbres, incapaces de vivir o morir en paz.

Salman Rusdhie (Bombay, 1947)

domingo, 3 de febrero de 2013

La heroicidad del lobo




Cabalgando

Cabalgando sobre el filo de un verso
y a lomos de un tigre,
para saber que nada puede el hombre,
y que estoy solo frente a la nada
del hombre:
del hombre miserable que es el único que existe,
y mañana sobre la vida escupiré otra vez
con el poema, como el tañido
del verso o la heroicidad del lobo.

Leopoldo María Panero (Madrid, 1948)

jueves, 31 de enero de 2013

El día del esplendor


Enlace permanente de imagen incrustada

Llegó un día

Llegó un día, hubo un día -un día en que un hombre
caminaba vivo entre las formas del pensamiento,
para ver su esplendor tal cual es,

y en armonioso prodigio ser
por un momento, concibiendo su pasaje hacia un tiempo
que él mismo percibió inmóvil, perenne.

Menos tiempo que espacio, menos espacio que pensamiento,
y en substancia, una semejanza a la tierra,
que por parecido, vibraba pensamiento tras pensamiento.

Liberando una melodía abismal,
un encuentro, una emergente luz,
un deslumbramiento de recuerdo y de mirada.

Wallace Stevens (Pennsylvania, 1879-1955) 
Las Auroras de Otoño. Visor de Poesía. Trad. Jenaro Talens

domingo, 27 de enero de 2013

La vida y la muerte



Muerte de Clarice Lispector

Mientras te enterraban en el cementerio judío
de Caju
(y el destello de tu mirar soterrado
aún resistía),
el taxi corría conmigo a la orilla de la Laguna
en dirección a Botafogo.
Y las piedras y las nubes y los árboles
en el viento
mostraban alegremente
que no dependen de nosotros.

Haroldo De Campos (Sao Paulo, 1920-2003)
Antología Poética Brasileña Siglo XX. Ed. José Javier Villarreal. Colección Visor de Poesía

viernes, 25 de enero de 2013

La cima perseguida del viaje



Hotel

Tan fuerte como el sol brilla fuera,
así de oscuro está aquí dentro.
Sobre el muro que rodea el patio angosto,
hay un incendio en trozos de vidrio. Como la cima

que todos mis viajes han tratado
de ver; extinguida, como su último espejo.
Termino siempre aquí. Se han agotado
totalmente mis fuerzas. Y sólo la culpa es mía:

este hotel es la obra de mis sueños.
Yo soy mi propio huésped despreciado,
y a la vez el furioso y miserable dueño

que dio el portazo. Lo sé mejor que nadie,
tan blanco como está negro aquí dentro.
Y tú estás muy lejos. ¡Sé feliz, amiga!

Henrik Nordbrandt (Fredericksberg, 1945)
3xNordbrandt. Colección Visor de Poesía. Trad. Francisco J. Uriz

martes, 22 de enero de 2013

Sacarle el polvo a la vida anodina



Por Superstición

Una caja de fósforos pintada:
así es mi buhardilla;
¿vagar si no, por los hostales hasta
la morgue y la ceniza?

Y aquí estoy otra vez, igual que entonces:
pura superstición;
el marrón del tapiz, como de roble
la puerta con su voz.

Yo me aferraba al pomo con las manos;
tú escapabas, ligera;
acarició el mechón el rizo airado
y el labio las violetas.

Oh seductora, porque antes fue así,
como una nevadilla,
otra vez tu vestido al mes de abril
le canta los buenos días .

No, no eres una vestal: sólo entraste
con una silla, como
si sacaras mi vida de un estante
para soplarle el polvo.

Verano de 1917 (Mi Hermana La Vida)

Boris Pasternak (Moscu, 1890-1960)
Días Únicos Colección Visor de Poesía. Trad. José Mateo y Xenia Dyakonova

viernes, 18 de enero de 2013

Hoy cumpleaños de Rubén Darío




El Rey y el Poeta

Un día le llevaron una rara especie de hombre
ante su trono, donde se hallaba rodeado de cortesanos, 
de retóricos y de maestros de equitación y de baile.
—¿Qué es eso?—preguntó.
— Señor, es un poeta.
El rey tenía cisnes en el estanque, canarios,
gorriones, senzontes en la pajarera. Un poeta
era algo nuevo y extraño.
—Dejadle aquí.
Y el poeta:
—Señor, no he comido.
Y el rey:
—Habla y comerás.

Ruben Darío (18.1.1867- 1916)

Azul Ed. Obras Completas Vol.II. Madrid, 1888



jueves, 17 de enero de 2013

Sátori en la catedral















Arcos Románicos

En el interior de la enorme iglesia románica se apretujaban
los turistas en la penumbra.
Bóveda tras bóveda y sin visión global.
Flameaban las llamas de algunas velas.
Un ángel sin rostro me abrazó,
y me susurró por todo el cuerpo:
"No te avergüences de ser persona. ¡Enorgullécete!
En tu interior se abre bóveda tras bóveda sin fin.
Nunca habrás terminado, y es lo que debe ser".
Las lágrimas me cegaban,
y alguien me sacó a la pìazza ardiente de sol
junto con Mr y Mrs Jones, el señor Tanaka y la signora Sabatini,
y en el interior de todos ellos se abría bóveda tras bóveda sin fin.

Thomas Tranströmer (Estocolmo, 1931)
Bálticos y otros poemas. Edición Colección Visor de Poesía. Trad. F.J.Uriz

sábado, 12 de enero de 2013

El poeta y sus palabras: el romance terminó



El guardador de rebaños
 
Desde la ventana más alta de mi casa
con un pañuelo blanco digo adiós
a mis versos, que viajan hacia la humanidad.
Y no estoy alegre ni triste,
pues es el destino de los versos.

Los escribí, y debo enseñárselos a todos,
porque no puedo hacer lo contrario,
como la flor no puede esconder el color,
ni el río ocultar que corre,
ni el árbol esconder sus frutos.

He aquí que ya van lejos como si fuesen en la diligencia,
y yo siento la pena sin quererla
igual que un dolor en el cuerpo.
¿Quién sabe quién los leerá?
¿Quién sabe a qué manos irán?

Flor: me cogió el destino para los ojos.
Árbol: me arrancaron los frutos para las bocas.
Río: el destino del agua era no quedarse en mi cauce.
Me resigno, y me siento casi alegre,
casi tan alegre como quien se cansa de estar triste.

¡Idos, idos de mí!
Pasa el árbol, y se queda disperso por la Naturaleza.
Se marchita la flor, y su polvo dura siempre.
Corre el río, y entra en el mar, y el agua es siempre la misma. 
Paso, y me quedo, como el Universo.

Fernando Pessoa (1888-1935)

jueves, 10 de enero de 2013

No me dejes perdido ir...



Me falta tiempo para celebrar tus cabellos...

Me falta tiempo para celebrar tus cabellos.
Uno por uno debo contarlos y alabarlos:
otros amantes quieren vivir con ciertos ojos,
yo sólo quiero ser tu peluquero.


En Italia te bautizaron Medusa
por la encrespada y alta luz de tu cabellera.
Yo te llamo chascona mía y enmarañada:
mi corazón conoce las puertas de tu pelo.


Cuando tú te extravíes en tus propios cabellos
no me olvides, acuérdate que te amo,
no me dejes perdido ir sin tu cabellera.


Pablo Neruda (1904,1973)

martes, 8 de enero de 2013

Preguntas que llenan toda una vida

Ilustración de Josep M. Maya

Canción de primavera

No tengas prisa, primavera,
que el viento todavía estremece
los árboles desnudos,
y los geranios muertos aún permanecen
en los tiestos de las ventanas del Harlem español.
Quizás la próxima semana 
los esquiadores abandonen el estanque.

Entonces, por un poco más de tiempo
tendremos el parque para nosotros solos.

Necesito estar contigo en ese momento,
hay algunas cosas
que aún desconozco.
¿Te gusta el color azul?
                ¿Te preocupo cuando frunzo el ceño?
¿Adónde estabas
cuando yo era pequeño y necesitaba a alguien?

Rod McKuen (Oakland, CA, 1930)
Trad. del inglés Juan M. Pueyo



Del libro Els Amants i Altres Poemes, de Rod McKuen.

Cançó de primavera

No tinguis pressa primavera
que el vent encara tremola
en els arbres buits
i els gerais morts romanen inmobils
als testos dels aparadors de l´Spanish Harlem.
Encara falta una setmana
perquè els patinadors marxin del llac.

Durant uns moments encara
podem disfrutar del parc tot sols.

Necessito estar amb tu uns instants
perquè encara no comprenc
algunas coses.
Estimas el color blau?
               et preocupa quan m´enfado?
on eres
quan estava sol mentres em feia gran?


Extraído del libro Els Amants i Altres Poemes de Rod McKuen
Edició: J.M. Rexach Reus
Disseny Grafic: @mayaestudi
Il.lustracions: Josep M. Maya
Transcripciò: Joan Rexach Ros
Editat amb el suport de Pedro Mª Soto i Màrio Feixa.



Dedico esta entrada a los mejores amigos posibles que uno pueda tener. Ellos son Joaquinet Marco Trullols, Pedro Soto y Josemari Maya. En serio, ha sido una pasada teneros ahí al lado durante toda mi vida.