miércoles, 20 de octubre de 2010

Una pequeña parte de la gran novela norteamericana de Mr. Lou Reed



Mi amigo Jorge

Leí en el periódico algo acerca de un hombre muerto con una espada,
y eso me hizo pensar en mi amigo Jorge.
La gente decía que el hombre era de unos cinco pies
seis libras, como Jorge con su bastón de matar.

Hey, hermano, qué es lo que se decía
acerca de mi amigo Jorge...
(estribillo)

Yo conocía a Jorge desde los ochos años,
y siempre pensé, que fue alguien grande;
y cualquier cosa que Jorge hiciese,
yo podía hacerla también.

Jorge amaba la música, y le gustaba la bronca.
Trabajaba cada noche en un gimnasio del centro de la ciudad;
cuando terminaba su trabajo, nos poníamos cachondos, y me la empinaba.
Después separábamos nuestros labios. Era sólo pura diversión.

La siguiente cosa que oí de Jorge, es que tenía ese bastón,
y que lo estaba usando, para algo más que dar golpes.
Luego lo vi tirado en el bar de Smalley.
Estaba con los cables cruzados. Traté de calmarlo.

Me vengo de ti mismo, me dijo.
Me vengo de ti mismo por humanidad.
Me vengo de ti mismo por los débiles y los pobres.
Sacudiré a esos tipos en sus cabezas.

Bien, la bronca es mi música, el bastón mi espada.
Sabes que te amo, pero por favor, no digas ni una palabra.
No puedes oír la música, el himno, es mi llamada.
Al final de todo vi a Jorge corriendo hacia la puerta. Dije:

Hey, hermano, cuál es la palabra
ya que hablamos de mi amigo Jorge...
(estribillo)


Lewis Allen Reed (Freeport, Long Islands, NY, 1942)

Trad. Juan Pueyo
Publicar un comentario