lunes, 4 de octubre de 2010

Heine, el caústico espíritu de contradicción del XIX... y muy irónico.




         A LA ESPERA
(Fragmento)


Hermano, prométeme lo que te pido:
cuando yo en breve muera,
lleva mis restos contigo a Francia,
y en suelo francés dame tierra.

La Cruz de Honor con su banda roja
colócame en el pecho;
entre mis manos pondrás el fusil,
y también me ceñirás la espada.

Así yaceré, y atento escucharé
cual centinela en su tumba,
hasta el día que oiga truenos de cañón,
y cascos de caballos que relinchan.

Por encima de mí cabalgará mi Emperador;
ya puedo presentir el fragor de las espadas.
Cuando eso suceda, saldré de mi tumba
a pelear por mi Emperador,...mi Emperador.

                      HEINRICH HEINE (1797-1856)
Trad. de Berit Balzer
Publicar un comentario