miércoles, 7 de noviembre de 2012

La música y un mundo sereno



Allegro

Después de un día negro toco a Haydn,
y siento un sencillo calor en las manos.

Las teclas obedecen. Golpean dulces martillos.
El acorde es verde, vivaz y sereno.

La música dice que la libertad existe,
y que alguien no paga el impuesto al cesar.

Meto las manos en mis bolsillos haydn,
e imito a alguien que contempla el mundo con serenidad.

Izo la bandera haydn, que significa:
"No nos rendiremos, pero queremos paz".

La música es una casa de cristal en la ladera
donde vuelan las piedras, ruedan las piedras.

Y las piedras atraviesan la casa rodando,
pero todos los cristales quedan intactos.

Thomas Tranströmer  (Estocolmo, 1931)
Bálticos y Otros Poemas. Colección Visor de Poesía. Trad. F.J. Uriz

Más sobre Tranströmer:
La poesía silenciosa en Thomas Tranströmer
Publicar un comentario