domingo, 27 de febrero de 2011

Eterna Penélope

Parca aldea


Junto al fuego se habló mucho de ti,
tras atender los rezos vespertinos
en estas casas grises donde el tiempo frío
trae y se lleva rostros de hombres.

Dio luego la charla en otros; y fueron 
sus riquezas, bodas, muertes, nacimientos,
el triste rito de la vida.
Algún forastero que llegó hasta aquí, y se fue.

Y yo, vieja mujer en esta vieja casa,
voy cosiendo el pasado con el presente, tejo
tu infancia con la infancia de tu hijo,
que atraviesa la plaza junto a las golondrinas.

Mario Luzi  (1914-2005)
Vida fiel a la vida (Galaxia Gutenberg, 2009)
Traducción de Jesús Díaz Armas
Publicar un comentario