lunes, 9 de mayo de 2011

Un saurio aletargado por el domingo



La excavadora

Estorba la vista, y anticipa otro paisaje.
Los ciclos sólo imaginables de la enredadera
en las paredes de la escuela de cine, el rojo fragmentado de al lado.
Nos atrajo la luz atorada en la ventana,
pero años después de la crisis económica
nos oscurecemos prematuramente.
Estorba, y apenas asoma detrás de la pared,
que cerca el jardín
como un saurio aletargado por el domingo;
el mecanismo y yo descansamos.
Y nada se le opone al aire fatídico de unas lineas más arriba.

Pedro Donangelo (Buenos Aires, Argentina)
Publicar un comentario