sábado, 4 de septiembre de 2010

Muerte de un amigo



Jack el Mago,
Aquel Jack por cuyos ojos

Luz, esplendor, oro, smoog
Sobre las espirales de Manhathan.

Ya nunca más verán
Los ojos cerrados de las estatuas
De María en el cementerio.

                            Allen Ginsberg
Trad. Juan Pueyo
Este poema lo escribió Ginsberg en 1969, de regreso en el autobús a Manhathan, tras el entierro de su amigo Jack Kerouac en Lowell (Massachussets).
Publicar un comentario