miércoles, 7 de septiembre de 2016

El Padre de la Poesía Francesa

Resultado de imagen de carlos de orleans

En el Bosque de la Larga Espera


En el Bosque de la Larga Espera
cabalgando en diversos sentidos,
voy en el presente año
viajando en pos de mi Destino.

Delante van mis furrieles
para aparejar mi logística
en la Ciudad del Destino.

Para mí y mi corazón
ellos han tomado
el Hostal del Pensamiento.

En mi Libro de Pensamientos
escribiendo hallé dentro de mi corazón
la verdadera historia del dolor;
de lágrimas toda élla iluminada.


Charles de Valois, Duque de Orleans ( París, 1394- Amboise, 1465)
Trad. Juan M. Pueyo

viernes, 6 de mayo de 2016

El alma y el terreno



Terreno


El alma es una región sin fronteras definidas:
      no es seguro que una pradera
pueda abarcarla
           o que una cordillera pueda contenerla:
flota por sí misma como la masa continental,
       que cuanta más altura alcanza
más profundamente extiende sus cimientos
           (de modo proporcional):
no todo se da de la misma manera: hay ramificaciones:
     sistemas fluviales como sombras de árboles invernales
contra las colinas: ramas, paseos, altos lagos:
          pantanos plagados de lirios:


su clima es variable: inundaciones
      destruyen su interior, alteran
la distribución del peso, la naturaleza del contenido;
          por él se desplazan los remolinos
o giran quietos como formas aisladas: viene la luna:
     hay espacios muertos: ciénagas surgidas
de sí mismas, un crecimiento hacia la destrucción
           del crecimiento,
cambio de papeles,
       el álamo y el roble invadidos por la turba: piedras
semipreciosas y preciosos metales de la ciénaga al pantano:


es un área de equilibrio, en verdad, estabilizada,
      oscura agua salvaje, feroces anguilas, contracorrientes:
un habitat, la ecología y las formas
          se necesitan mutuamente
tolerante, no del todo autodestructivas: una corteza a flote:
     escoria, espuma de lo profundo y naturaleza diversa:
pero también más profundas que lo profundo: torbellino y vacío:


puede ser esférico, luz y conocimiento apenas
     iris y pupila abriendose
a los oscuros métodos de la vista: vaiven,
           rupturas y cicatrices,
remolinos y quietud: viene la luna: terreno.

A.R. Ammons (1926-2001)
Trad. Jeannette L. Clairond
  
     

viernes, 25 de marzo de 2016

Ciega esctructura de la materia




El secreto de la poesía

El segundo chino dijo: si quieres encontrar poesía
Enciende una linterna.
Esta noche, una noche después de la luna llena, una delicada luna llena
Es cuanto necesitas,
Esencia lunar, ciega estructura de la materia, la perfección del dolor,
Esparciéndose involuntaria y solemne sobre el paisaje.

Nieve, nieve y hielo, y más nieve,
Desde ayer, antes de la luz de la luna.
Es dificil de encontrar.

A pesar de lo expresado por el chino.
Difícil de encontrar a pesar del brillo que desata y une.
Ahora que ha vuelto la luz, ya sin hielo y nieve,
Hiere y es difícil mirarla.

El viento boreal en las desnudas ramas de los robles nos alcanza.
La canción del viento boreal llena nuestras voces de silencio.

Charles Wright (Pickwick Dam, Tennesse, 1935)
Trad. Jeanette Clariond

viernes, 18 de marzo de 2016

El viento



Guía
(fragmento)

(...) el viento es mi guía dijo:
debería haber sabido
ceder todo al ser eterno menos el rumbo:

cómo dije puedo estar alegre y triste: pero el hombre
se apoya en un pie y luego en el otro: sabiduría sabiduría:
estar alegre y triste a la vez es también unidad y muerte:

sabiduría sabiduría: el durazno en flor florece en un árbol
particular en un día particular:
nada puede hacer en particular:

son estos pensamientos los que quieres que piense
pregunté pero el viento
se había ido y ya no había más pensamiento.

A.R.Ammons (1926-2001)
Trad. Jeannette Clairond

miércoles, 16 de marzo de 2016

Teoría fija y significante simbólico



Esfera: forma de un movimiento
(fragmento)

(...) pero los dioses han venido y se han ido
(o hemos hecho que vengan y se vayan) por tanto tiempo entre
nosotros que algo nos han dicho sobre el cielo haciéndonos

sentir que donde se cruzan los caminos, nuestro verdadero fin,
mira hacia el cielo donde con dioses increados llegamos a conocer
poco más alla de la muerte y no necesitamos milagros: lo que

quizá ha cambiado es que en un futuro tendremos la fuerza para
salvaguardar los cambios: lo uno: múltipes problemas, teoría fija y
significante simbólico, la pirámide, el panteón (de dioses

y hombres), la jerarquía, la tropa babuína, el anciano de la tribu,
la estructura familiar, villorrio, ejército, iglesia, corporación,
servicio social, de la riqueza, talento -por todas partes la pelea

por un lugar, poder, privilegio, seguridad, honor, mella representativa
entre números inadvertidos: el segundo es tan bueno
como el último: jerarquías piramidales y muchos solitarios: las

jerarquías relacionadas con el saber y la ley, la soledad
con la magia, conjuros, encantamientos, el perdedor o apóstata
se retira de la estructura y la domina con su visión, libre

de amonestaciones, o ardor verbal: el hombre en la cima
trastorna la jerarquía y se aleja por un camino privado:
entonces, ya de espaldas a la jerarquía, los alegres y los archiveros

pulen las rocas y se deslizan juntos: las piedras fundamentales.

A. R. Ammons (1926-2001)
Trad. Jeannette L. Clariond

lunes, 7 de marzo de 2016

Visión



Kafka

Kafka aparece en un manchón de luz solar
más allá del curso del arroyo.

Preparado parece para salirse de la vía dolorosa,
por la que ha caminado en el bosque oscuro.

Le ofrezco pan, le ofrezo vino y queso suave,
pero permanece de pie con las manos en los bolsillos,

Diciendo no con su cabeza, moviéndola,
incapaz de hablar, comer o beber.

Luego levanta su mano derecha y apunta hacia las lilas,
sonrie y se transforma en un rayo de sol.


Charles Wright (Pickwick Dam, Tennesse, 1935)
Buffalo Yoga

domingo, 21 de febrero de 2016

Haikus



Haikus

Un viajero.
Conózcase
mi nombre.



Todo en calma.
La roca es penetrada
por la voz de la cigarra.



Este camino
ya nadie lo recorre,
salvo el crepúsculo.



Sobre la rama seca
un cuervo se ha posado:
tarde de otoño.



Un año ha pasado.
Una sombra de viajero en mi cabeza.
Sandalias de paja a mis pies.




Matsuo Basho (Ueno, 1644- Osaka, 1694)

domingo, 14 de febrero de 2016

El fruto de una acción





A Los Indios Que Murieron En África



Este poema se escribió a petición de la señorita Cornelia Sorabji 
para el Queen Mary´s Book for India (Harrap&Co. Ltd., 1943). 
Lo dedico ahora a Bonamy Dobree, 
porque le gustó y me apremió a que lo conservara.



El destino de un hombre es su aldea,
su propio fuego y lo que guisa su mujer;
sentarse delante de su puerta al atardecer
y ver a su nieto y al nieto del vecino
jugando en el polvo juntos.

Con cicatrices, pero a salvo, tiene muchos recuerdos
que vuelven a la hora de la conversación,
la hora caliente o la fresca, según el clima;
de extranjeros que lucharon en sitios extranjeros;
extranjeros entre sí.

El destino de un hombre no es su destino,
todo país es patria para un hombre
y exilio para otro. Donde un hombre muere valientemente
en unidad con su destino; ese suelo es suyo.
Que lo recuerde su aldea.

Esa no era vuestra tierra ni la nuestra, pero una aldea
en los Midlands y otra en Five Rivers
pueden tener el mismo cementerio.

Que los que vuelven a casa
cuenten la misma historia de vosotros;
acción con un propósito común,
acción no menos fecunda, aunque ni vosotros ni nosotros
sepamos hasta el juicio tras la muerte,
cuál es el fruto de la acción.

T.S.Eliot (1888-1965)

sábado, 6 de febrero de 2016

Música y poesía



Allegro

Después de un día negro toco a Haydn
y siento un poco de calor en las manos.

Las teclas obedecen. Golpean dulces martillos.
El acorde es verde, vivaz y sereno.

La música dice que la libertad existe
y que alguien no paga el impuesto al césar.

Meto las manos en mis bolsillos haydn
e imito a alguien que contempla el mundo con serenidad.

Izo la bandera haydn. Eso significa:
"No nos rendimos, pero queremos la paz".

La música es una casa de cristal en la ladera
donde vuelan las piedras, ruedan las piedras.

Y las piedras atraviesan la casa rodando,
pero todos los cristales quedan intactos.

Thomas Tranströmer (Estocolmo, 1931)

Visor Poesía

miércoles, 3 de febrero de 2016

La inocencia según Wallace Stevens

 
W. Stevens y su hija.


                                    VIII

Siempre puede haber un tiempo de inocencia.
Nunca existe un lugar. Si existe un no tiempo,
No es una cosa de tiempo, ni de lugar,

Existiendo la idea en sí misma, sola,
En su sentido contra la calamidad, no es por ello
Menos real. Para el filósofo más viejo y más frío

Hay, o debe haber, un tiempo de inocencia
Como puro principio. Su naturaleza es su fin,
Que debería ser, y no ser, a la vez, una cosa

Que estimula la piedad de un hombre piadoso,
Como un libro al atardecer, hermoso pero falso,
Como un libro al amanecer, hermoso y verdadero.

Es como algo etéreo que existe
Casi como predicado. Pero existe,
Existe, y es visible, es, es...

Así que, entonces, esas luces no son un hechizo de luz,
Un refrán caído de una nube, son inocencia.
Una inocencia de la tierra y no un signo falso

O un símbolo de malicia. Que participamos de ello,
Yaciendo como niños en esa santidad,
Como si, despiertos, yaciésemos en la quietud del sueño,

Como si la madre inocente cantase en la oscuridad
De la habitación y, sobre un acordeón, inaudible,
Hubiese creado el tiempo y lugar en que respirábamos.

Wallace Stevens (Pennsaylvannia, 1879-Hartford, 1955)

Las Auroras de Otoño y otros Poemas. Visor de Poesía.