miércoles, 23 de octubre de 2013

La pequeña joya está en el loto



Pasando por Xietan en barco

Vino excelso. Una copa y otra copa.
La cortina que acaba de plegarse,
se despliega de nuevo.

Montaña excelsa.
¿Quién habrá conocido
sus miles de pliegues?
Me los ofrece a la vista
ahora el sol poniente.

Yang Wanli (1127-1206)

Nombre social: Tingwiu
Sobrenombre: Changzhi
Natural de Jishui, provincia de Jiangxi. Habiendo accedido en 1154 al título de jinshi, inició su carrera como funcionario administrativo local. Fue muy respetado y admirado debido a la rectitud e integridad que mostraba en su comportamiento en la Corte. Cuando subió al poder Hang, un mal primer ministro, abandonó sus cargos, se retiró a vivir en el campo y falleció triste.
En su creación literaria aprendió al principio de la Escuela de Jingxi, y después de Wang Anshi, para formar al final su propio estilo, que es espontáneo, natural y ameno. Sus versos son principalmente líricos sobre la belleza de la naturaleza y la vida en el campo, y fueron publicados en Poemas yuefu de Chengzhi.

Poesía China. Cátedra Letras Universales. Ed. y Trad. Joaquin Chen

sábado, 12 de octubre de 2013

Cuando la poesía toca al Amor


Lu You (1125-1210)
Nombre social: Wuguan
Seudónimo: Fangwneg
Nació el 13 de Noviembre de 1125 en Shanyin, hoy Shaoxing, provincia de Zhejiang, en una familia muy culta, ya que su padre, su abuelo y subisabuelo eran literas de fama. En 1144 se casó con su prima Tang Wan, y aunque la quería mucho, tuvo que divorciarse por orden de su madre. En 1153 ganó uno de los primeros puestos en los exámenes imperiales, pero debido que su nombre precedía al del nieto de Qing Kui, primer ministro tristemente famoso en la historia china por su traición, y éste, encolerizado anuló el título que se debía conceder a Lu You. Cuando Xiao Zong heredó el trono, le otorgó personalmente el título de jinshi. Se retiro de la corte a su pueblo natal.

Según la melodía chatoufen
                               Ci

Inolvidable néctar dorado
en finas manos capullos de rosa.
Sauces sobre muros de palacio
en la ciudad florida.
De pronto sopló un viento despiadado
que se llevó nuestras alegrías.
Ahora todo este vaso de amargura
tras tantos años de separación.
Error, error ¡Qué error!

Bella es la primavera como siempre;
pero tú pálida, consumida.
Empapado está tu pañuelo en lágrimas
enrojecidas por el maquillaje.
Caen flores del melocotonero.
Soledad en el Pabellón del Estanque.
Nuestro amor es tan profundo como antes,
pero ni un mensaje se puede envíar.
Dolor, dolor ¡Qué dolor!

Lu You (1125-1210)

Se trata de un poema que el autor dedicó a su ex mujer Tang Wan, que era una prima suya. El poeta la amaba profundamente, pero por orden de la madre a quien no gustaba Tang Wan, tuvo que divorciarse de ella poco después de casarse. Diez años más tarde se encontraron por casualidad en el jardín Shen, y el autor escribió estos versos improvisados en una pared. Tang Wan compuso en su casa otro poema; y allí hundida en profunda tristeza murió al poco tiempo. La tragedia ha sido motivo de muchas óperas y dramas en China.

Mi respuesta
Según la melodía Chatoufen
                  Ci

Gélido es este mundo.
Cruel es el ser humano.
Una tormenta llega al ocaso.
¿Cuántas flores la pueden aguantar?.
El viento de la mañana 
me ha secado ya las lágrimas,
dejando sólo unas lágrimas.
Quería escribirte sobre mis penas,
pero termino por hablar sola
apoyada en la baranda.
Triste, triste ¡Qué triste!

Cada uno de nostros 
se ha ido por su camino.
El día de hoy ya no es el de ayer.
Dolencias y enfermedades,
pesadas cadenas interminables.
Vivo en la cuerda de un columpio.
Frías notas de un clarín.
Fin de la noche.
Llegará el nuevo día.
Por miedo a las preguntas
debo tragarme las lágrimas,
y forzar una sonrisa.
Fingir, fingir. ¡Hay que fingir!

Tang Wan (Poetisa. Siglos XII-XIII)

Ex esposa del poeta Lou You. Aunque estaban muy enamorados, tuvieron que divorciarse debido a la madre de éste. Esta es la respuesta al poema, que Lou You escribió en la pared del jardín Shen.


Poesía China. Cátedra Letras Universales. Ed. y Trad. Joaquin Chen

viernes, 4 de octubre de 2013

La historia de Li Yu, el emperador poeta

Emperador Li Yu

Nombre social: Chongguan
Fue el último monarca del reino Tang del Sur, que gobernó durante quince años. Como buen pintor, calígrafo, músico y sobre todo poeta, dedicó más tiempo y atención a la literatura y el arte que a los asuntos de Estado. Ante la irresistible ofensiva de las tropas de los Song, tuvo que capitular en 973. Fue encarcelado primero, y envenenado después en 978, a manos de un verdugo enviado por orden del emperador Song.
Su fama la debe a sus cantares ci y su contribución a esta modalidad de la poesía. Son excelentes sus poemas líricos, que narran la vida en la corte, sus pensamientos y emociones y su tristeza al ver aniquilado su reino. Con él la poesía ci amplió el abanico de su temática, que antes se limitaba al amor, y después era ya un género lírico, donde el poeta exhibía su mundo interior. Sus versos revelan su gran sensibilidad, y se caracterizan por una gran fuerza emocional e imaginativa, un lenguaje bien seleccionado y hermoso, gran musicalidad y estructuras perfectas.

Infinitas Nostalgias
           Ci

Sus cabellos son unas nubes
y sus dientes perlas.
Fino vestido de gasa.
Arqueadas suavemente las cejas
de un azul profundo.

Sopla furioso el viento
acompañado de intensa lluvia.
Fuera de la ventana
gimen hojas de plátanos.
Cómo podrá soportar
una noche tan angustiosa.


La Separación
Según la melodía Qingpingle
             Ci

Ha pasado casi la primavera
desde mi salida.
Todo lo que veo,
me desgarra el alma.
Sobre las gradas caen
blancas hojas del ciruelo.
Vuelan como copos de nieve.
Mientras más me muevo para sacudírmelos,
más me cubren y me envuelven.

Han regresado las aves migratorias
sin traerme ningún mensaje.
Largísimo es el camino.
Ni en sueños puedo volver a mi hogar.
Las cuitas de la separación
son hierbas primaverales:
cuánto más te alejas,
más crecerán.

Flores de primavera y luna de otoño
Según la melodía Yumeiren (36)
               Ci

Oh flores primaverales y luna otoñal,
cuándo cesaréis de retornar.
Sabéis cuántos recuerdos dulces tejo
sobre mis alegres días pasados.
Anoche la brisa de primavera
volvió a acariciar mi pabellón.
¡Cuán insufrible resultaba,
pensar en mi reino perdido
a la clara luz de la luna!
Quedan en el mismo lugar
las balaustradas esculpidas
y las gradas de mármol blanco.
Sin embargo han desaparecido
las mejillas sonrosadas.
Dime pues, quién habrá sufrido tristezas
más inmensas que las mías.
Un tumultuoso río en primavera
se precipita hacia el Este.

(36) Este poema reveló la añoranza del autor por su reino destruido, lo que le pareció al emperador Song, Zhao Kanying, un presagio de rebelión, y le empujó a tomar la decisión de asesinar a Li Yu.

Emperador Li Yu (937-978)

Poesía China. Catedra Letras Universales. Trad. y Ed. Guojian Chen

Li Yu, el último emperador Tang