sábado, 8 de junio de 2013

La tiranía del gobierno del sonido invencible del viento


Wallace Stevens / AP

Adiós a una idea...

Adiós a una idea...El rostro de la madre,
el objetivo del poema, llenan el cuarto.
Están juntos aquí, y hace calor.

Sin la presciencia de los sueños incipientes
es al atardecer. La casa es atardecer, medio disuelta.
Sólo la mitad de lo que nunca poseerá permanece,

Sigue estrellado. Es la madre que poseen,
quien otorga transparencia a su presente paz.
Ella hace todo más gentil de lo que pueda ser.

Y sin embargo, ella también se disuelve, es destruida.
Ella da transparencia. Pero ha envejecido.
Su collar es una talla, no un beso.

Las manos suaves son un movimiento, no un roce.
La casa se derrumbará, y los libros arderán,
permanecerán dichosos en un refugio de la mente,

Y la casa que es de la mente y ellos y el tiempo
juntos, todos juntos. La noche boreal
parecerá una escarcha cuando se les acerque

A ellos y a la madre, mientras se adormece
y ellos digan, buenas noches, buenas noches. Arriba
las ventanas estarán iluminadas, no los cuartos.

Un viento diseminará su airada grandeza alrededor,
y golpeará la puerta como la culata de un rifle.
El viento les gobernará con sonido invencible.

Wallace Stevens (Reading, Penn, 1879- Hatford, Co.,1955)
Las Auroras de Otoño Ed. Visor de Poesía. Trad. Jenaro Talens

Hacer click aquí: Breve biografía de W.Stevens


Publicar un comentario