domingo, 17 de febrero de 2013

Elegía a la escoria de la experiencia



Elegía

Abro la primera puerta.
Es una escalera grande y soleada.
Por la calle pasa un camión
que hace temblar la porcelana.

Abro la puerta número dos.
Amigos, bebisteis oscuridad
y os volvisteis visibles.

Puerta numero tres. Una angosta habitación de hotel.
Da a una calleja.
Una farola brilla en el asfalto.
La hermosa escoria de las experiencias.

Thomas Tranströmer (Estocolmo, 1931)
Bálticos y otros poemas. Colección Visor de Poesía. Trad. F.J.Uriz
Publicar un comentario