domingo, 10 de febrero de 2013

Este poema empieza deslumbrando y termina enseñando



El poema definitivo es abstracto

¿Cuál es el debate hoy en día? En las lecturas
de Este Hermoso Mundo Nuestro se prepara
y farfulla el planeta rosa, y lo dejan caer maduro.

Y rojo, y razonable. La pregunta particular -aquí
la respuesta particular a la pregunta particular
no es pertinente- es pertinente la pregunta.

Si el debate diario no es con revelaciones,
uno sigue haciendo preguntas. Lo cual es entonces
una de las categorías. Dicho esto, este plácido

espacio ha cambiado. No es tan triste como pensábamos.
Para estar triste, no debe haber más preguntas.
Es un vaivén intelectual de omisiones, de divagaciones,

de debate en oblicuidades y distancias equívocas.
No un intelecto en el que somos escuadra presente
en cualquier parte del espacio al mismo tiempo, polo-nube

de comunicación. Sería suficiente
si estuviésemos, sólo por una vez en medio, fijos
en Este Hermoso Mundo Nuestro, y no como ahora,

desamparados en el límite, suficiente para ser
completos, por estar en el medio, si sólo fuese con sentido,
y en este enorme sentido, meramente gozar.

Wallace Stevens (1879-1955)
Publicar un comentario