domingo, 30 de diciembre de 2012

Sin renunciar a una brizna de ti mismo



Hay que vivir sin imposturas...

Hay que vivir sin imposturas.
Vivir de modo que con el tiempo
lleguemos a ganar el amor al espacio,
y oigamos la voz del futuro.

Hay que dejar espacios en blanco
en el destino y no en el papel,
y en los márgenes anotar
pasajes y capítulos de la vida entera.

Debemos sumirnos en el anonimato
y ocultar en él nuestros pasos,
tal como se oculta el paisaje
tras una niebla espesa.

Otros siguiendo tus huellas, que frescas
recorrerán tu camino palmo a palmo,
aunque tú mismo no debas distinguir
la derrota de la victoria.


No debes renunciar ni a una brizna de ti mismo.
Tú debes estar vivo,
tan sólo ocupado en vivir
hasta el final.


Boris Pasternak (Moscu, 1890-1960)
Trad. Gabriel Barra
Publicar un comentario