miércoles, 31 de octubre de 2012

Eterna Pilar. Más Nico que nunca... en la foto



Gracias, bella

Gracias, bella, por haberme amado,
por hacerme degustar
la eternidad de los labios
que se roban al tiempo
en el descaro de la mañana en la calle.
Complacidos en el desierto de la madrugada
silenciosa
los ardientes labios, bella,
se devoraban.
Gracias, bella, por haberme amado,
porque adiós tengo que decirte,
mas nunca volveré a saborear
el rocío inmortal
bañado en la lujuria del beso.
Gracias, bella, por ese jamás
QUE
a nadie brindaste.
Al sellar la puerta de lo imperecedero
yo sé que me amaste.
Gracias, bella, regreso a la oscuridad.
Gracias por ese honor que no merezco.
Gracias, bella, adiós tengo que decirte,
inconsolable será mi sombra desde ahora.

Pilar Mata Solano (Binefar,1954)



Publicar un comentario