martes, 8 de mayo de 2012

Yo qué se...


Gary Snyder




James Laughlin en wikipedia




En memoria de James Laughlin   (1993)

Leyendo las páginas de prueba tipográfica de los Poemas completos de Laughlin
con miras a escribir un comentario,
qué afectuosamente habla de J. Pound,
recuerdo por un momento, cuando
a los veintitrés me sentaba en una cabina de vigía, con un viento gris
         azotando
en el extremo septentrional de las Cascadas del Norte por encima de  rocas y hielo,                                

         preguntándome
         si debería ir a visitar a Pound en Santa Isabel.
Aunque estudié chino en Berkeley, luego me fui a Japón.
J. expresa su amor  por las mujeres,
su amor por el amor, su dedicación , ser la causa del dolor
         allí mismo.
Tengo 63 años ahora,  y voy de camino a recoger a mi hijastra
         de diez años y conducir el automóvil;
acabo de terminar una carta de cinco páginas para los supervisores del condado
         con relación a un supervisor anterior,
         ahora perteneciente a un grupo de presión política pagado
que ha tergiversado los hechos, a quien le pagan por  sus mentiras. 

¿Tengo que tratar con este canalla? Sí.
El manuscrito de James Laughlin está en mi escritorio.
Anoche a altas horas leyendo sus poemas nítidos
y el volumen de Burt Watson de las traducciones de Su Shih,
         próximo en la cola para un comentario en la solapa.
Calor de septiembre.
El Instituto Watershed se reúne,
         para organizar más trabajo con B.L.M.
Y tenemos visitantes de China, ingenieros forestales,
        que quieren ver cómo nosotros los palurdos,  seguimos con nuestro plan.
Los editoriales del periódico están en contra nuestra,
       un botánico está examinando las plantas raras de los pantanos.
Pienso en cómo J. escribe historias de sus amantes en sus poemas.
       Me pone mucho,  me llega al alma.
Cómo es tan imprudentemente atrevido... tan tonto,
        como para escribir sobre sus amantes, cuando llevas casado tanto tiempo. 
Después pienso... y qué sé yo,
        sobre qué decir, o no decir, 
        qué contar, o no contar, 
        a quién, o cuándo, todavía.


De: El Adelantado de Indiana
Traducción: Emilia del Río


Gary Snyder (1930, San Francisco, Estados Unidos de Norteamérica)




Publicar un comentario