domingo, 25 de marzo de 2012

Maestres tan prosperados como reyes...

 

Panteón del castillo de Uclés (Cuenca) de la Orden de Santiago. Aquí está enterrado Jorge Manrique y sus padres.


Coplas A La Muerte De Su Padre ( 5 )

XXI
Pues aquel Condestable,
maestre que conocimos
tan privado,
no cumple que de él se hable,
mas sólo cómo lo vimos degollado.

Sus infinitos tesoros,
sus villas y lugares,
su mandar,
¿qué le fueron si no lloros?
¿qué fueron si no pesares
al dejar?.

XXII
Y los otros dos hermanos,
maestres tan prosperados
como reyes,
que a grandes y medianos
trajeron tan sojuzgados
a sus leyes;

aquella prosperidad
que en tan alto fue subida
y ensalzada,
¿qué fue si no claridad,
que cuando más encendida
fue matada?.

XXIII
Tantos duques excelentes,
tantos marqueses y condes
y barones
como vimos tan potentes;
di, Muerte, ¿do los escondes
y traspones?.

Y las sus claras hazañas
que hicieron en las guerras
y en las paces,
cuando tú, cruda, te ensañas,
con tu fuerza los aterras
y deshaces.

XXIV

Las huestes innumerables,
los pendones, estandartes
y banderas,
los castillos impugnables,
los muros y baluartes
y barreras,

la cava honda, chapada,
o cualquier otro reparo,
¿qué aprovecha?,
cuando tú vienes airada,
pues lo pasas de claro
con tu flecha.

XXV
Aquel de buenos abrigo
amado por virtuoso
de la gente,
el maestre Don Rodrigo
Manrique, tan famoso
y tan valiente;

sus hechos grandes y claros
no cumple que los alabe,
pues los vieron,
ni los quiero hacer caros,
pues el mundo todo sabe
cuales fueron.

XXVI
Amigo de sus amigos,
¡qué señor para criados
y parientes!.
¡Qué enemigo de enemigos!.
¡Qué maestro de esforzados
y valientes!.

¡Qué seso para discretos!.
¡Qué gracia para donosos!.
¡Qué razón!.
¡Qué benigno a los sujetos!.
¡A los bravos y dañosos
qué león!.

Jorge Manrique (1440-1479)

Publicar un comentario