viernes, 9 de diciembre de 2011

Deliciosa Trivialidad De Heine


La diana

Bate sin miedo el tambor
Y abraza a la cantinera.
He aquí la ciencia entera,
Y esta del libro mejor
Es la acepción verdadera.
Que el ruido de tu tambor
Despierte al mundo dormido.
Toca con ardor diana.
Adelante, siempre erguido,
Es la ciencia soberana.
De Hegel es el profundo
Sentido más acabado.
Lo aprendí y está probado.
Soy un muchacho de mundo
Y un tambor aprovechado.

Heinrich Heine (1797-1856)
Publicar un comentario