miércoles, 30 de noviembre de 2011

El Insondable Corazón


 

Autopsicografía

El poeta es un fingidor.
Finge tan en absoluto,
Que hasta finge que es dolor,
El dolor que de veras siente.

Y quienes leen lo que escribe
Sienten en el dolor leído,
No el dolor que el poeta vive,
Sino aquel que no han tenido.

Y así va por su camino
Distrayendo a la Razón,
Ese tren sin real destino
Que se llama Corazón.

Fernando de Pessoa (1888-1935)
Trad. Santiago Kovadloff

lunes, 28 de noviembre de 2011

Machado, Un Poeta Moderno



Campo

La tarde está muriendo,
Como un hogar humilde que se apaga.

Allá sobre los montes
Quedan algunas brasas.

Y ese árbol roto en el camino blanco
Que hace llorar de lástima.

Dos ramas en el tronco herido
Y una hoja marchita y negra en cada rama.

¿Lloras?...Entre álamos de oro
A lo lejos la sombra del Amor te aguarda.

Antonio Machado (1875-1939)

viernes, 25 de noviembre de 2011

La Compasión Del Dr. Williams



Lamento

Me llaman, y voy.
Es un camino helado
Después de la medianoche, un nevero
Atrapado
En los tiesos carriles.

Se abre la puerta.
Sonrío, entro y
Me sacudo el frío.
Hay una mujer corpulenta
De costado en la cama.

Está enferma,
Acaso vomitando,
Acaso esforzándose
Para dar a luz
A su décimo hijo. Alegría, alegría!

La noche es un cuarto
Oscurecido para amantes,
A través de las persianas el sol
Ha enviado una aguja dorada.
Le aparto el pelo de los ojos,
Y contemplo su dolor,
Compadeciéndome.

Williams Carlos Williams (Rutheford, NJ, 1883-1963) 

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Pura Provocación Beat



toma oro

cogí mi BMW y me fui al banco a
recoger mi tarjeta American Express Oro

le dije a la chica del mostrador lo que
quería.

"usted es el Sr. Chinaski", me
dijo

"si, ¿quieres una
identificación?"

"claro que no, ya lo conocemos..."

metí la tarjeta en la cartera
volví al aparcamiento
me subí al BMW (ya pagado
a tocateja)
y decidí acercarme a la licorería
a por una caja de vino
selecto.

de camino de regreso decidí además escribir un poema
sobre todo este asunto: el BMW, el banco,
la Tarjeta Oro
sólo para cabrear a los
críticos
los escritores
los lectores

que preferían con mucho los poemas en que
yo duermo en los bancos de los parques
congelado y muriendo de vino peleón
y malnutrición.

este poema es para quienes piensan que
sólo se puede ser un artista
genial
viviendo al
límite
aunque no hayan tenido nunca las
agallas de
intentarlo.

Henry Charles Bukowski (1920-1994)

Esta entrada está dedicada a mi amigo Quim de Barcelona. 
Gracias, Quimet

viernes, 18 de noviembre de 2011

La Luz Del Bardo


...Confieso que tus escritos son tales, que ni hombre ni musa pueden alabarlos suficientemente...
Alma del siglo!. Aplauso, delicia, asombro de nuestra escena...Eres un monumento sin tumba, y vivirás mientras viva tu libro, y haya inteligencias para leerlo y elogios que tributar...Triunfa, Britania mía, pues tienes uno que ofrecer, a quien todas las escenas de Europa han de rendir homenaje...Que él no es de un siglo, sino de todos los tiempos. Dulce Cisne del Avon...

Ben Johnson

                             


         Soneto XXV

Que los que tienen en favor a sus estrellas,
se jacten de honores públicos y títulos orgullosos,
mientras yo, a quien la Fortuna aparta de semejantes
triunfos, hallo una dicha inesperada en lo que más honro.

Los favoritos de los grandes príncipes no despliegan
sus bellas hojas sino como las caléndulas en presencia del sol,
y en ellos mismos reposa enterrado su orgullo,
pues un fruncimiento de cejas les hace perecer en plena gloria.

El sufrido guerrero célebre en los combates,
vencido después de mil victorias queda borrado
pronto del libro de honor, y se olvidan lauros anteriores.

Feliz, por tanto, yo que quiero y soy querido,
donde no puedo cambiar, ni ser cambiado.

William Shakespeare (Stratford-upon-Avon, 1564-1616) 
Trad. Luis Astrana Marin

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Todo Muy Cojonudamente Scotty


Skerryvore Lighthouse, Tiree Island, Scoltland

Skerryvore (*)

Por amor a las palabras bellas y en memoria
de aquellos parientes y compatriotas míos
que se afanaron noche y día en el ventoso océano,
por ponerles una estrella a los marinos, donde antaño
se hallaba la espumosa guarida de focas y cormoranes;
yo, sobre el dintel de esta cabaña, inscribo
el nombre de una resistente torre.

Robert Louis Stevenson (1850-1894)
Trad. Javier Marías

(*) Skerryvore es el nombre de un faro diseñado por Alan Stevenson, tio de Louis, sobre las rocas llamadas Skerryvore, a unas 12 millas hacia el Atlántico de la isla de Tiree en Argyllshire, Scotland.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Un Profesional De La Poesía En El Siglo XIV




A los amores de una mora

Quien de linda se enamora
atender debe perdón
en caso que sea mora.

El amor e la ventura
me ficieron ir mirar
muy graciosa criatura
del linage de Agar;
quien fablare verdat pura,
bien puede decir que non
tiene talle de pastora.

Linda rosa muy suave
vi plantada en un vergel,
puesta so secreta llave
de la linia de Ysmael:
aunque sea cosa grave,
con todo mi corazón
la recibo por señora.

Mohammad el atrevido
ordenó que fuese tal,
de aseo noble, complido,
albos pechos de cristal:
de alabasto muy broñido
debió ser con grant razón
lo que cubre su alcandora.

Diole tanta fermosura
que no lo non puedo decir;
cuantos miran su figura
todos la aman servir.
Con lindeza e apostura
vence a todas cuantas son
de alcurnia allí donde mora.

Non sé ombre tan guardado
que viese su resplandor,
que non fuese conquistado
en un punto de su amor.
Por haber tal regalo,
yo expondría
la mi alma pecadora.

Alfonso Alvarez de Villasandino (Romancero Español de Dámaso Alonso)

jueves, 10 de noviembre de 2011

Querer Es Dar




Rastreo por mis lindes
(fragmento)

Tendré que aceptar que me reprochen
Que aún hoy siga queriendo creer sin desdecirme
Que es posible tener lo que no se ha tomado
Que el verdadero don llega sin merecerlo
Que toda gracia es gratis
Que en el instante en que alguien
Logra poseer algo
En ese mismo instante lo ha perdido
Y sólo si en verdad nada poseo
Puede todo ser mío.

Y tendré que aceptar también que me reprochen
Hacer mi casa y no tenerla
Llamar mía a la casa que levanto
Adondequiera que llego
Y no a la que he pagado y conquistado
Regalar mi palabra a quien la quiera
Sin pedir más que eso que todo gesto pide
Que toda entrega pide que toda vida pide
Sin pedir más que amor.

Tomás Segovia (Valencia, 1927-México 2011)

Tomás Segovia murió el lunes 7 de Noviembre de 2011 en México adonde llegó como como niño exiliado de la guerra incivil del 36. En la España republicana se van extinguiendo luces.


Extraído del blog:
http://tomassegovia2.blogspot.com/

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Viaje Al Centro Del Ser




Un paseo

al fin hiciste lo que pensabas:
correr el clavo para ubicar así en el mismo sitio
un plato incomparable.
Ese día o el día anterior al que corriste el clavo
viajamos al centro,

pero la recluída, imprevistamente,
apresuró el regreso,

y próximos al Palacio De La Pizza abandonamos tu mirada
en el mendigo que exhibía el pie partido.

Pedro Donangelo (Buenos Aires, Argentina)

martes, 8 de noviembre de 2011

Gurudev Forever



Las flores de la primavera salen

Las flores de la primavera salen
como el dolor del amor no dicho,
y con su aliento vuelve
el recuerdo de mis canciones antiguas.

De súbito mi corazón se vistió
con hojas verdes de deseo.

No vino mi amor,
pero su contacto está en mi cuerpo,
y su voz se oye por los campos fragantes,
su mirar está en el triste cielo profundo,
pero dónde están sus ojos,
sus besos zigzaguean por el aire,
pero dónde están sus labios.

Rabindranath Tagore (1861-1941)

lunes, 7 de noviembre de 2011

Aquí Se Perdió Granada...




Romance del rey moro que perdió Alhama
(Año1492)

Paseábase el rey moro
por la ciudad de Granada,
desde la puerta de Elvira
hasta la de Vivarrambla:

-Ay, de mi Alhama...

Cartas le fueron venidas
que Alhama era ganada;
las cartas echó en el fuego,
y al mensajero matara:

-Ay, de mi Alhama...

Descabalga de la mula,
y en un caballo cabalga,
por el Zacatín arriba
subido se había al Alhambra:

-Ay, de mi Alhama...

Como en el Alhambra estuvo,
al mismo punto mandaba
que se toquen sus trompetas
y sus añafiles de plata:

-Ay, de mi Alhama...

Y que las cajas de guerra
apriesa toquen al arma,
porque lo oigan sus moros,
los de la Vega y Granada:

-Ay, de mi Alhama...

Los  moros que el son oyeron
que al sangriento Marte llama,
uno a uno y dos a dos
juntado se ha la gran batalla:

-Ay, de mi Alhama...

Allí habló un viejo moro,
y de esta manera hablara:
-Para qué nos llamas, rey,
  para qué es esta llamada:

-Ay, de mi Alhama...
  Habéis de saber, amigos,
  una nueva desdichada,
  que cristianos de braveza
  ya nos han ganado Alhama.

Allí habló un Alfaquí
de barba crecida y cana:
-Bien se te emplea, buen rey.
  Buen rey, bien se te empleara.

-Ay, de mi Alhama...

-Mataste a los Abencerrajes,
  que eran la flor de Granada;
  cogiste los tornadizos
  de Córdoba la nombrada.

-Ay, de mi Alhama...

-Por eso mereces, rey,
 una pena muy doblada;
 que te pierdas tú y el reino,
 y aquí se pierda Granada.

-Ay, de mi Alhama...

Anónimo (Romancero español de Dámaso Alonso)


domingo, 6 de noviembre de 2011

Fascinante simplismo



Mi hijo
(a la manera de Carlos Drummond de Andrade)

Mi hijo,
mi único hijo
que no tuve,
y que sería ya un hombre.

Descarnando
y sin nombre
se mueve,
a veces.

Viene,
y reclina su cabeza
más liviana que el aire,
sobre mi hombro.

Y yo le pregunto:
Hijo,
dónde te hallas,
dónde te ocultas.

Y él me responde
con un hálito frío:
No lo advertías,
aunque llamé.

Llamé,
y continuo llamando
desde
un lugar lejano.

Más alla del amor
adonde nada,
todo,
quiere nacer.

Mark Strand (Prince Edward Islands,1934 Canada)
Trad. Juan Sanchez Pelaez

viernes, 4 de noviembre de 2011

Una De Mitos y Leyendas




Romance de Lanzarote

Tres hijuelos había el rey,
tres hijuelos que no más;
por enojo que hubo de ellos,
todos maldito los ha.
El uno se tornó ciervo,
el otro se tornó can,
y el otro se tornó moro
que pasó las aguas del mar.

Andábase Lanzarote
entre las damas holgando,
grandes voces dio la una:

-Caballero, estad parado;
si fuese la mi ventura
cumplido fuese mi hado,
que yo casase con vos
y vos conmigo de grado,
y me diésedes en arras
aquel ciervo del pie blanco.

-Dároslo he yo, mi señora,
de corazón y de grado,
si supiese yo las tierras
do el ciervo era criado.

Ya cabalga Lanzarote,
ya cabalga y va su vía,
delante de sí llevaba
los sabuesos por traílla.
Llegado había a una ermita,
do un ermitaño había:

-Dios te salve, el hombre bueno.
-Buena sea tu venida;
  cazador me parecéis
  en los sabuesos que traéis.
-Dígasme tú, el ermitaño,
  tú que haces santa vida.
  Ese ciervo del pie blanco
  adonde hace su manida.
-Quedaros aquí, mi hijo,
  hasta que sea de día,
  que contaros he lo que vi,
  y todo lo que sabía.
  Por aquí pasó esta noche
  dos horas antes del día,
  siete leones con él
  y una leona parida.
  Siete condes deja muertos
  y mucha caballería.
  Siempre Dios te guarde, hijo,
  por do quier que fuer tu ida,
  que quien acá te envió,
  no te quería dar la vida.
  Ay, dueña de Quintañones,
  de mal fuego seas ardida,
  que tanto buen caballero
  por ti ha perdido la vida.

Anónimo, del Romancero Español de Dámaso Alonso

jueves, 3 de noviembre de 2011

Actores y espectadores



Dejar las cosas intactas



En un campo
yo soy la ausencia
de campo.
Esto es
siempre así.
Donde sea que esté,
yo soy lo que falta.

Cuando camino
parto el aire,
y siempre
el aire regresa
a llenar los espacios
donde ha estado mi cuerpo.

Todos tenemos razones
para movernos.
Yo me muevo
para dejar las cosas intactas.

 Mark Strand (Prince Edward Islands, Canada, 1934)

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Poema indio del siglo XII




Alimenta a los pobres,
di la verdad,
construye pozos
para los sedientos,
y fabrica tanques para la ciudad.
Puede que entonces vayas al cielo
después de la muerte, pero no te acercarás
en nada a la verdad de Nuestro Señor.
El hombre que conoce a Nuestro Señor,
no obtiene resultado alguno.

Allama Prabhu, lider espiritual del siglo XII en lengua Kannada

Una de las tradiciones sobre la vida de Allama Prahbu considera que es una encarnación del mismo Shiva, venido al mundo para enseñar el camino de la verdad. En su vida rechazó completamente el ritual y la devoción externa.

martes, 1 de noviembre de 2011

Abenamar, Abenamar...




Romance de Abenamar

Por Guadalquivir arriba
el buen rey Don Juan camina;
encontrara con un moro,
que Abenamar se decía.
El buen rey desque vido
de esta suerte le decía:

- Abenamar, Abenamar,
moro de la morería,
hijo eres de perro moro
y de cristiana cativa.
Tu padre llaman Alí
y a tu madre Catalaina.
Cuando naciste
estaba la luna crecida,
y la mar estaba crecida,
viento no la rebullía.
Moro que en tal signo nace
no debe decir jamás mentira.
Preso tengo un hijo tuyo;
yo le otorgaré la vida,
si me dices la verdad
de lo que te preguntaría.

- Yo te la diré, rey Don Juan,
si tú le otorgas la vida.

- Dígasmela tú, moro,
que otorgada te sería.
Qué castillos son aquellos,
que tal alto se yerguen y relucen.

-La Alhambra es, Señor,
y la otra la Mezquita;
los otros los Alíjares,
labrados a maravilla.
El moro que los labró
cien doblas ganaba al día,
y el día que no los labra,
de lo suyo las perdía;
desque los tuvo labrados,
el rey le quitó la vida,
porque no labre otros tales
al rey de Andalucía.
La otra era Granada,
Granada noblecida
de los muchos caballeros
y de gran ballestería.

Allí habla el rey Don Juan,
bien veréis lo que decía:

- Granada, si tu quisieses,
yo contigo me casaría.
Darte he yo en arras y dote
a Córdoba y a Sevilla,
y a Jerez de la Frontera
cabe, si yo la tenía.
Granada, si más me quisieses,
mucho más yo te daría.

Allí hablara Granada,
al buen rey le respondía:

- Casada só, rey Don Juan,
casada que no viuda;
y el moro que a mi me tiene,
bien defenderme querría...

Anónimo, del Romancero Español de Dámaso Alonso