sábado, 29 de octubre de 2011

Un Genuino Coney Island De La Mente



La vida sin fin
(fragmentos)

No tiene fin
La espléndida vida del mundo
No tiene fin su hermoso vivir
Su hermoso respirar
Sus hermosas criaturas sensibles
Observando escuchando y pensando
Riendo y bailando
Suspirando y llorando
En tardes sin fin
Noches sin fin de amor y éxtasis
Alegría y desesperanza
Bebiendo y fumando
Charlando y cantando
En los Amdsterdams sin fin
De la existencia
De animadas conversaciones sin fin
Y de los cafés sin fin
En los cafés literarios de las mañanas de lluvia sin fin
Las películas de la calle que pasan
En los automóviles en los tranvías del deseo
En las inagotables vías de la luz radiante (…)

(…)Parques Coney Islands de la mente
Del poema sin mente ni fin
Dictado por la voz individual
Del subconsciente colectivo
Ciego en las huellas del tiempo.

En los últimos días de Alejandría,
En el día que precede a Waterloo
Los bailes prosiguen.
En la noche se escuchan
Los sonidos de una fiesta bulliciosa.

Lawrence Ferlinghtti (New York, 1919)
Trad. Susana Crespo
Publicar un comentario