viernes, 16 de septiembre de 2011

Oh, tú que habitas...



Pregunta


Bienvenida la caída
Del ojo a su refugio.
Bienvenida la sangre
Que inflama en anárquica carrera.

Una lengua para la aridez del alma
Y otra para el rapto por la savia del delirio.

Oh, tú que habitas
En el hueco de mi pecho…

Quién acompañará a mis muertos
Esta noche antes del alba
Hacia las colinas de la luz.
Y quién de algo me hará entrega,
Ante una travesía que refulgente se anuncia.

Muhammed Bennis (Fes, 1948) 
Publicar un comentario