viernes, 5 de agosto de 2011

Tan sólo un verso o dos pueden validar (o inmortalizar) a un autor



Un poema para mi hija

se lo doy
con la cuchara: papilla de pollo con fideos
ciruelitas
y un postre infantil.

se lo doy con la cuchara
y por el amor de Dios
no le eches la culpa a la niña
no le eches la culpa al gobierno
no le eches la culpa a los jefes
ni a las clases trabajadoras...

méteselo
en esa boquita
como cera
fundida.

llama un amigo:
-¿qué vas a hacer ahora, Hank?
-¿qué demonios quieres decir con qué voy a
  hacer?
-me refiero a que ahora tienes una responsabilidad, tienes
  que educar bien a esa cría.

en vez de eso le doy de comer
se lo introduzco con la cuchara
ojala se haga con
un sitio en Beverly Hills
sin la menor necesidad de cobrar el paro en toda su vida
y nunca tenga que venderse al mejor postor.

y que nunca se enamore de un soldado o un asesino de cualquier clase.

y ojala aprecie a Beethoven y Jelly Roll Morton y
los vestidos bonitos.

tiene una auténtica
oportunidad:
antes estaba el
Fondo Teórico, y ahora está la
Gran Sociedad.

-¿vas a seguir apostando a los caballos? ¿vas a seguir
bebiendo? ¿vas a seguir?...

-si.

ella es una flor que se mece al viento en el centro absoluto de
mi corazón...
ahora duerme maravillosamente como una
barca en el Nilo.

es posible que algún día
me entierre.

eso estaría bien,

si no supusiera una
responsabilidad.

La gente parece flores al fin. Ed. Visor Poesía
Henry Charles Bukowski (Andernach, Alemania 1920- L.A. 1994)


Jelly Roll Morton:
http://www.youtube.com/watch?v=4n20U8hWHSE
Publicar un comentario