domingo, 24 de julio de 2011

Unas sensaciones



Junto al terreno

Junto al terreno del jardín cubierto
los árboles permanecen en extraño silencio.
Nunca pareció tan profundo el valle,
ni tan elevada la colina.

Una asombrosa sensación de calma,
un reposo absoluto
alienta desde el perlado césped
y las silenciosas hileras del jardín.

Como los cascos del galope del caballo
oídos a lo lejos de la llanura,
un íntimo conocimiento de grandes pensamientos
conmueve vagamente mi cerebro.

Apoyo mi cabeza sobre un brazo,
y mi corazón está rebosante para pensar.
Como el rugir de los mares, sobre mi corazón
se hunde el silencio de la mañana.

Robert Louis Stephenson (1850-1894)
Publicar un comentario