viernes, 1 de julio de 2011

Realmente Ginsberg tenía razón: el peso del mundo es amor.




Lectura

Me hace penetrar en otras vidas.
Llevo días leyendo, pero ahora
alzo los ojos, porque me doy cuenta
que apenas sé nada de quien escribió el libro.
Me avergüenza tan sólo conocer
su lucidez. Toda supervivencia
es esta especie de conversación
silenciosa y sin tiempo. Esto es aterrador,
y ocurre en el abismo de la mente:
un cielo azul y frío en el que el amor es
la única forma de posteridad.

Joan Margarit (Sanaüja, Lleida 1938)
Del libro No estaba lejos, no era dificil. Ed. Visor Poesía
Publicar un comentario