domingo, 31 de julio de 2011

Maiakovski o la pasión rusa




Todos los soviets


Todos los soviets no serán capaces de hacer andar al ejército,
si músicos y poetas no comienzan antes a entonar una marcha.
Nosotros ansiamos vivir

aquí
en la Tierra.
Ni más arriba ni más abajo.
No tenemos necesidad de vuestras pasiones librescas.
Queremos vivir con verdadera pasión.



Vladimir Maiakovski (1894 - 1930)

viernes, 29 de julio de 2011

Poesía primeriza de un Poe veinteañero




Guarda silencio

Guarda silencio en esa soledad
que es no estar solo, pues entonces
los espíritus de la muerte que estuvieron
en la vida antes que tú, están de nuevo
en la muerte a tu alrededor, y su voluntad
te subyugará: no te muevas.

Edgar A. Poe (1819-1849)

miércoles, 27 de julio de 2011

La buena poesía siempre se recibe




Epitafio de un poeta

Yo canté las cosas naturales,
en el momento que las cosas naturales se extinguían.

Amé la tierra y las cosas de la tierra,
cuando la tierra y las cosas de la tierra
eran destruidas por el hombre.

Mi poesía cabalgó hacia el campo huyendo de la ciudad,
cuando la gente del campo abandonaba el campo,
y se venía para la ciudad.

El canto no se escuchaba en la ciudad
porque la ciudad estaba llena de ruido,
pero mi canto no se escuchó tampoco en el campo
porque el campo estaba lleno de soledad.

He abandonado la prosa, y me he ido en busca de la poesía,
cuando la poesía abandonaba a la poesía,
y se entregaba en manos de la prosa.

El poeta siempre llega donde nadie lo recibe,
y así vive hasta que llega la muerte;
sólo entonces, cuando la muerte tampoco lo recibe,
es cuando todos reciben su canto.

Pablo Antonio Cuadra (1912-2002)

domingo, 24 de julio de 2011

Unas sensaciones



Junto al terreno

Junto al terreno del jardín cubierto
los árboles permanecen en extraño silencio.
Nunca pareció tan profundo el valle,
ni tan elevada la colina.

Una asombrosa sensación de calma,
un reposo absoluto
alienta desde el perlado césped
y las silenciosas hileras del jardín.

Como los cascos del galope del caballo
oídos a lo lejos de la llanura,
un íntimo conocimiento de grandes pensamientos
conmueve vagamente mi cerebro.

Apoyo mi cabeza sobre un brazo,
y mi corazón está rebosante para pensar.
Como el rugir de los mares, sobre mi corazón
se hunde el silencio de la mañana.

Robert Louis Stephenson (1850-1894)

jueves, 21 de julio de 2011

Un pensamiento fugaz





Cerrando el apartamento de la playa

Ya está limpio y en orden.
Los armarios cerrados, igual que las ventanas.
Nada al descuido encima de los muebles.
El dormitorio con la cama a punto,
la mesita de noche y el retrato
de la muchacha con los ojos iluminados
por una sonrisa.
Todo el invierno sola y escuchando al mar.

Joan Margarit (Sanaüja, Lleida, 1938)

miércoles, 13 de julio de 2011

Lo que importa


Tu presencia, tu energía

Un atardecer de plata y versos nerudianos
lejos de cualquier mar soñé ayer:
vértigo de palabras, color, metáforas, visiones
y mucha, profunda emoción…
Ah! Pablo y el verbo torrencial y terrenal.

Sobre un río de calma se deslizaba mi vida,
y como el agua buscaba su sencillo acomodo.
También en mi sueño el trigo verdeaba infinito:
esa magistral pintura efímera de la Naturaleza.
Primaveras, sueños, esperanzas, amaneceres. Todo para morir.

Las calles desiertas del pueblo
se llenaban con el alboroto de nuestra alegría
mientras paseábamos. Y fue entonces,
cuando de tu risa franca sentí que nacía todo para mi.
Aunque si yo andara solo por esas calles,
todo se reduciría a nada.

Juan M. Pueyo (Esplús, 1953)

lunes, 11 de julio de 2011

La gracia de un prosista escribiendo poesía



El río cercano a Grez

¿Conocéis el río cercano a Grez?...,
un río profundo y claro.
Hoy recorre entre los lirios
todo su camino ese río,
de una nevada presa a otra.

Avanza rápido y claro,
Tan viejo como el Rhin de gran renombre;
corre veloz por campos y pueblos,
de sur a norte, de arriba a abajo,
del presente al pasado.

El amor que guardo se lo llevó ese río,
y ahora en la distancia
mi alma solitaria oye el gorjeo
del agua sobre el espolón estrellado,
junto al puente que hay en Grez.

Ojalá que ese amor lleve siempre
en la vida un paso parecido.
Ojalá que ese amor nunca envejezca,
sino cual manantial puro y fresco
continúe en permanente gracia.

Robert Louis Stevenson (Edimburgh, 1850- Samoa, 1894)

sábado, 2 de julio de 2011

Góngora y la esperanza



Romance

Las flores del romero, niña Isabel,
hoy son flores azules,
mañana serán miel.

Celosa estás, niña,
celosa estás de aquel
dichoso pues le buscas,
y ciego pues no te ve,
ingrato pues te enoja,
y confiado pues no se disculpa hoy
de lo que hizo ayer.
Enjuaguen esperanzas
lo que lloras por él,
que celos entre aquellos
que se han querido bien,
hoy son flores azules,
mañana serán miel.

Aurora de ti misma
que cuando a amanecer
a tu placer empiezas,
te eclipsan tu placer;
serénense tus ojos
y más perlas no des,
porque al sol le está mal
lo que a la aurora bien.
Desata como nieblas
todo lo que no ves,
que sospechas de amantes
y querellas después
hoy son flores azules,
mañana serán miel.

Don Luis de Góngora
Del Romancero Español de Dámaso Alonso 

viernes, 1 de julio de 2011

Realmente Ginsberg tenía razón: el peso del mundo es amor.




Lectura

Me hace penetrar en otras vidas.
Llevo días leyendo, pero ahora
alzo los ojos, porque me doy cuenta
que apenas sé nada de quien escribió el libro.
Me avergüenza tan sólo conocer
su lucidez. Toda supervivencia
es esta especie de conversación
silenciosa y sin tiempo. Esto es aterrador,
y ocurre en el abismo de la mente:
un cielo azul y frío en el que el amor es
la única forma de posteridad.

Joan Margarit (Sanaüja, Lleida 1938)
Del libro No estaba lejos, no era dificil. Ed. Visor Poesía