miércoles, 13 de abril de 2011

Donne, el maestro del concepto


Poema del amor negativo

Nadie me abate tanto como aquellos
que en un ojo, mejilla, labio, hacen presa;
y rara vez hasta aquellos que no se remontan,
nada más que para admirar virtud o mente,
pues sentido e inteligencia pueden
conocer, aquello que su fuego aviva.

Mi amor, aunque ignorante, es más audaz.
Fracase yo, cuando suspire;
si he de saber, qué desearé.

Si es simplemente lo perfecto,
lo que expresarse no se puede
sino con negativos, así es mi amor.
Al todo que todos aman, yo digo no.

Si quien descifrar puede aquello que desconocemos,
y a nosotros conocer alcanza, enséñeme él esa nada.
Este por ahora mi alivio es, y mi consuelo
aún cuando no progreso; fallar no puedo.


John Donne (1572-1631)
Versión Juan M. Pueyo
Publicar un comentario