domingo, 6 de marzo de 2011

El eterno vate musulman


Festival de Poesía de Medellín

Ceguera

Esta tinta me eleva
tan alto como mi aliento.

Me eleva triunfante
hasta el espacio,
en que mi mirada solícita enaltece,
hasta que brota dentro de mí la fiebre inconsciente.

Cerrojos echados, días de alheña,
y moradas en noches de baile
que llevan
a noches de baile.

La palmera entonces
cerca de unos pasos
que han olvidado
a su señor y su voluntad...

Bajo el silencio
de pronto: un sonido,
el círculo de lacre se derrite,
y de la mancha despiertan
pájaros y mariposas, que en su huida
me conducen a la ceguera.

Mohammed Bennis (Fez, 1948)
Publicar un comentario