lunes, 14 de febrero de 2011

Nacemos solos y morimos solos


Isla del archipiélago Santorini en el Egeo

A veces pienso

A veces pienso
que mi alma fuera
como una isla,
rodeada durante muchos años
de un espejo inconmovible
igual a aquel del prodigioso viaje;
isla ufana de sus palmeras, de sus cíclopes,
de sus flores;
llena de vida y de interior isleño
con diminutas villas, con sus mercados,
con sendas por las que tal vez corre
a la aurora un cochecillo traqueteante,
pero olvidada, ensimismada en
sueños como suaves neblinas,
quizás sin conocer al ceñidor azul
que la circunda,
ese metal que, bella piedra, acerado la ajusta;
su razón de existir,
lo que le da su ser,
su forma de tierno reloj vivo, o de tortuga: isla.

Dámaso Alonso (1898-1990)
Extraído del poemario "Hijos de la Ira"
Publicar un comentario