domingo, 9 de enero de 2011

Las cárceles del dictador Franco



En el castillo de Luna
(Fragmento)

Y los años en la cárcel
como un tajo dividiendo
aquellos y estos momentos
de buen sol primaveral
son un boquete en el alma,
que no puedes tapar nunca;
una mina de amargura
y espantosa realidad.

Siete mil trescientos días
uno por uno vividos
con sus noches, confundidos
en una sola visión,
donde se juntan el hambre
y el mal olor de las mantas
y el frío de las madrugadas
y el frío en el corazón.

Ahora vuelve a la vida,
y a ser libre, si es que puedes;
aunque es tarde, y no te queden
esperanzas por cumplir.
Siempre se obstina en ser dulce,
en merecer ser vivida
de alguna manera mínima
la vida en nuestro país.

Serás uno más. Perdido,
viviendo de algún trabajo
deprimente y mal pagado,
soñando con algo mejor
que no llega. Quizás entonces
comprendas que no estás solo,
que nuestra España de todos
se parece a una prisión.

Jaime Gil de Biedma (1929-1990)
Publicar un comentario