lunes, 20 de diciembre de 2010

Un ouija familiar proporciona un poema a L. Reed




Mi casa


La imagen del poeta con los gansos
en medio de la brisa canadiense volando sobre los árboles,
mientras una neblina se cierne suavemente sobre el lago.

Mi casa es muy hermosa por la noche.

Mi amigo y maestro ocupa la habitación de invitados.
Él está muerto en paz ya al fin con el Judío Errante,
otros amigos pusieron piedras en su tumba.
Fue el primer gran tipo con quien me encontré en la vida.
Sylvia y yo marcamos en nuestra Ouija su espíritu,
que a través de la sala se elevó.
Nos quedamos alucinados y felices con lo que vimos:
Estaba ardiendo el regio y orgulloso nombre de Delmore.

Delmore, me perdí tu divertida elegancia,
me perdí tus bromas, y todas las cosas brillantes que decías.
Mi Dédalus para tu Bloom
en perfecta comunión.

Y te he encontrado en mi casa,
en la que vivo una vida perfecta.
Realmente soy muy afortunado con mi vida.
Tengo mi escritura, mi moto, mi esposa,
aunque por encima de todo tengo el espíritu de la pura poesía,
que convive conmigo en esta casa de piedra y madera.

La imagen del poeta con los gansos
en medio de la brisa canadiense volando sobre los árboles,
mientras una neblina se cierne suavemente sobre el lago.

Mi casa es muy hermosa por la noche.

Lewis Allen "Lou" Reed (Freeport, 1942)
Trad. Juan M. Pueyo
Publicar un comentario en la entrada