viernes, 5 de noviembre de 2010

La música y la ensoñación



Fantasía

Existe una tonada por la que yo daría
todo Mozart, Rossini, y todo Weber.
Una vieja tonada languideciente y fúnebre
que me trae a mi solo su secreto encanto.

Cada vez que la escucho me hace
doscientos años (es sobre Luis Trece)
más joven; y entonces yo creo ver
una ladera verde, que amarillea el ocaso;

luego un alcazar de ladrillo y piedra
y vidrieras teñido con colores rojizos,
rodeado de amplios parques, y también un arroyo
a sus pies que entre las flores corre;

luego una dama de vestimenta antigua,
rubia con ojos negros en su altísima ventana,
acaso ya vista en otra vida,
y de quien me acuerdo.

Gerard de Nerval (1808-1855)
Versión de Anibal Núñez
Publicar un comentario