miércoles, 9 de junio de 2010

El corazón atenazado de Gabirol


Palacio de La Aljafería, construcción del periodo en el que más o menos escribió Gabirol este largo poema, que os voy traduciendo de la edición de la universidad de Princeton, cuyos errores espero disculpéis.

(Extracto del poema "Abandonando Saraqusta")

Dentro de la boca mi lengua
Estalla contra el paladar.

Mi garganta se reseca
Ávida de súplica.

Mi corazón es fuerte,
Aunque mi mente se estremece en la confusión
Por la aflicción permanente.

Mi tristeza se agiganta, y no traerá
El regalo del sueño a mis ojos.

Durante cuánto tiempo arderá
Como la brasa esta rabia en mi corazón...

Quién podrá ayudarme,
Y qué le diría sobre mi desesperación...

Si alguien pudiese confortarme,
Alguien misericordioso que tomase mi mano,
Derramaría mi corazón ante él.
Y entonces,
Lograría fijar los límites de mi dolor,
Y mi corazón se sentiría en verdad liberado.

Shlomo ibn Gabirol
Publicar un comentario