lunes, 3 de mayo de 2010

El crecer de luna de Ibn Gabirol



Amantes de la ciencia

Amantes de la ciencia,
A mi poema volved el rostro.

Necios de la tierra,
Considerad su ingenio.

Los arcanos de la sabiduría os enseñará,
Y deberá mostraros también todo lo oculto.

No prestéis atención a las palabras hueras e insensatas:
Conoced mi canción, y la verdad conoceréis.

El mal poema destruye el alma de su dueño,
Muere el canto cuando el autor aún vive,

Pero el bueno eleva su recuerdo sobre el mundo
Con un crecer de luna.

Shlomo ibn Gabirol, "Avicebrón", (Saraqusta, siglo XI)
Publicar un comentario