lunes, 24 de mayo de 2010

El Gabirol indigente




Extracto del poema "Abandonando Saraqusta"


Tú que buscas mi paz, acércate y escucha el rugido de mi corazón,
Es como el del mar infinito.

Si tu corazón está endurecido,
Se ablandará ante el odio que hay frente a mi.

No puede decirse que estoy vivo, cuando conoces mi angustia:
Es difícil vivir entre gente, cuya mano derecha no puede decir,
Lo que hace la izquierda.

Estoy enterrado vivo aunque no en un cementerio,
Sino en el ataúd de mi propia casa.

Padecen mi padre y mi madre:
Indigente, joven y solo,
Sin tan siquiera un hermano...

Shlomo ibn Gabirol
From Peter Cole, trans., Selected Poems of Solomon Ibn Gabirol (Princeton, Princeton University Press, 2001). Copyright © 2001 by Princeton University Pres
Publicar un comentario