jueves, 19 de febrero de 2009

Adherido a la vida


DIA NO TAN MALO

Hoy el día nació
Lleno de todos los malos augurios
Con los que puede nacer un día.

Sin gestos de amor,
Sin dinero,
Sin nada.

¿Para qué obstinarse en una nueva ilusión?,
Para nada, más desencanto, más desolación:
Un día negro, negro.

Tan sólo una breve conversación
En la barra de un bar con alguien
Hace que vuelva a desear la vida otra vez.

Juan M. Pueyo (Esplús, 1953)

Extraído de LA DESNUDEZ DE LOS ÁRBOLES
RPI.- HU-32-07
Publicar un comentario