lunes, 28 de diciembre de 2009

Sátori en el sofá

Rouco Varela y Paco Clavel

Sátori es un vocablo japonés, que en el budismo zen se utiliza para definir una especie de "iluminación súbita".


"Europa sin vosotros se quedaría prácticamente sin hijos. El futuro moral y biológico de Europa pasa por vosotros", dijo Rouco, lanzando así una idea que comparten muchos de los asistentes a la eucaristía.
Publicado en El País de hoy, a propósito de la manifestación en Madrid del último domingo.


O sea, que para la Iglesia Católica Romana del Papa Ratzinger y el galáico purpurado, quienes somos ateos, agnósticos, ortodoxos, budistas zen, judíos, presbiterianos, amish, mormones, episcopalianos, animistas, sintoístas, hindúes, musulmanes, sikhs, jaínes, parsis, testigos de Jehová, fieles de la Iglesia Adventista del Séptimo Cielo, homosexuales que aspiren tener una familia decente y normal, los que tan sólo cuenten con mil euros mensuales para alimentar a más hijos y el Estado les ofrece la oportunidad de abortar y la aprovechen, y muchísima gente más, incluso podrían añadirse hasta los cristianos de la teología de la liberación de Leonardo Boff, no pintamos nada en el futuro moral y biológico de esta Europa del siglo XXI. Es tremenda la capacidad de exclusión de los actuales jefes de esta organización, aunque con más propiedad, se la debería llamar secta. Ver y escuchar a los príncipes de la Iglesia en sus mítines, es pensar automáticamente, que aún les queda una energía inagotable, infatigable e imbatible. Esa fuerza les debe venir del siglo IV, cuando abortaron las radicales reformas (posiblemente, con asesinato de por medio, un emperadorcidio en toda regla) de Juliano Augusto, pues para ellos era intolerable la libertad religiosa que deseaba Juliano para el Imperio: cómo iban a tolerarlo cuando estaba el juego el poder absoluto que anhelaban, aleccionándolos en consecuencia para las sucesivas centurias que vendrían. Claro, tanto tiempo junto al poder, colaborando, compadreando y haciendo hogueras para quemar a gente molesta para él, dan mucha fuerza y confianza. Me di cuenta el otro día, en la misa del gallo vaticana. Sí, la misma en la que aquella mujer perturbada por un amor desmelenado al Papa Ratzinger, tiró al suelo a casi toda la púrpura curial en pleno; entonces tuvo lugar el sátori, aunque mejor dicho, fue un poco antes, cuando el Papa levantó con sus manos un cáliz de oro, repleto con incrustaciones de brillantes que refulgían con verdadero escándalo, y mi mujer me dijo: "Con lo que vale ese cáliz, nosotros nos jubilamos y nos damos unas cuantas vueltas al mundo". Con resignación, le respondí, pues sí, que era muy cierto.

jueves, 10 de diciembre de 2009

La espúrea ambición del presidente de Barça

Como habéis podido comprobar por anteriores entradas, soy culé hasta la médula y desde siempre, devoto lector del desaparecido periódico deportivo "Dicen" en casa de un tío mío. Iba puntual cada día a la cita con entusiasmo, y están en mi memoria como las más tiernas y apasionadas lecturas. Entonces había presidentes como el Sr. Miró Sans o Enric Llaudet; personajes elegantes, ricos y mundanos, pertenecientes a una seria y trabajadora burguesía catalana creadora de gran riqueza para todos, gentes que habían hecho surgir entorno suyo una aureola romántica que despertaba auténtica admiración, por la manera de hacer las cosas. Ah!, y de paso forjaron el Barça de las Cinco Copas, de aquella extraordinaria delantera que inmortalizó Serrat. Mucha gente estábamos convencidos que el Barça no volvería a brillar con aquel esplendor, entre otras causas por los arbitrajes franquistas y también por la mediocridad de alguno de sus dirigentes, pero la eclosión de unos personajes únicos como Cruyff y Guardiola unidos al talento extraordinario de unos futbolistas como Messi, Xavi e Iniesta, y rodeados de un grupo de grandes futbolistas, han conseguido poner de nuevo al Barça en el cenit de la órbita futbolística mundial con un brillo inusitado.
Y todo ello a pesar de un personaje que casi da risa, el ínclito Joan Laporta, que muestra sus espúreas ambiciones políticas particulares con un descaro que raya la desverguenza, utilizando sin el menor recato su cargo en la institución deportiva. Este hombre es un demagogo redomado, que ahora se ha metido a liderar las consultas soberanistas de pueblo en pueblo por toda Catalunya, y ha consiguido tocarme las pelotas. Vamos a ver, si consiguen su objetivo con el proyecto que lidera con tanto ardor, si se alcanza la creación de un estado catalán, ¿Ha pensado qué consecuencias tendrá para el Barça, Sr. Laporta?. Lo dudo, o lo da igual, a usted el Barça le importa un pepino. En vez de estar adscrito a la RFEF pasaría a la Federación Catalana, que debería crear su Lliga propia, al estilo Gales, Escocia y en consecuencia a jugar una Lliga contra el Girona, el Lleida y el Nastic.Una Lliga de seis millones de consumidores en potencia, y el resto del Estado Español seguiría teniendo sobre los 40 millones. Como puede comprobar no hay color. En la Champions europea pasaría a la segunda división, con el consiguiente coste de que el soporte de aficionados que tiene en el resto del Estado español se iría diluyendo como un azucarillo. Pueden recordarse casos como el Celtic de Glasgow escocés, antiguo campeón de Europa que lleva décadas sin clasificarse ni siquiera para octavos. ¿Ese es el legado que quiere dejarle a su sucesor?. Y a propósito, fuera de ámbito futbolistico, si Catalunya deja de pertenecer al Estado Español se está autoexcluyendo de la Unión Europea, porque ni Estrasburgo y Bruselas admitirán más lío del que ya hay con la Europa de los 27, ¿les cuentan esto a sus convocados de la campaña?. Así que deje en paz al Barça, y si quiere defender esa legítima opción preséntese en las próximas elecciones legislativas en las listas de Esquerra; de manera que si no quiere cargarse el brillante momento de la historia azulgrana aparque su bastarda ambición y déjenos el futbol a los culés, y por favor, desaparezca de una vez de la historia del Barça, que una vez más, con su secular mala suerte, le ha tocado una china en su zapato, y no es otra que este brillante y único momento de su historia, está coincidiendo con su dirigente más nefasto.

jueves, 3 de diciembre de 2009

En Defensa de los derechos fundamentales en Internet


Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:
  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia.Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticasauspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red, en España ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.
Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Se ha publicado en multitud de sitios web. Si estás de acuerdo y quieres sumarte a él, difúndelo por Internet

lunes, 30 de noviembre de 2009

Benevolencia bajo un cielo protector



LARGA NOCHE EN EL PASEO MIRAMAR DE DONOSTI

Larga noche etílica y obscena
que ciertos pájaros somnolientos
despiden y me acompañan displicentes.

Alrededor de la mente aúlica del poeta
emerge suave una desgarrada aurora de plomo,
vestida de compasión y desespero.

Un fantasmal delirio le persigue,
amarrado como está a la melancolía de la derrota,
mientras languidece sin fin junto a un océano de miedo y asco.


Del atávico bramido llegan siniestras voces de reclamo,
vanos pensamientos de huida, todo el apremio del fracaso.
Hirientes como espinas; de espantable, temible certidumbre.

Un efluvio de nausea y mierda agita viscosas visiones ciertas
del frágil futuro. Hay también merodeando
chillones pájaros del amanecer que anuncian el día, y  desdeñan el olvido.


En tanto el poeta desmontado y roto, desnudo en su corazón,
como el desarrapado árbol sucio bajo la húmeda niebla,
clava la mirada aterrada sobre el límpio Azul marino:
ese inhóspito Azul del abandono.

Juan M. Pueyo (Esplús, 1953)

Extraído de la colección LA DESNUDEZ DE LOS ÁRBOLES
RPI.- HU-32-07

Este poema se refiere al despertar frente a un abismo profundo de desolación, abocado a él tras mi último carrusel de borracheras, que por fortuna me llevó a abandonar el trago definitivamente. En serio, si no, no lo cuento: una resaca positiva y una decisión a tiempo, desde luego. Y en esas ando  ya camino de los cuatro años, y sigo muy felizmente viviendo mi nueva vida sobria, y juro que no he vuelto a probar una sola gota de priva.
Fue en San Sebastian, ciudad que venero y emocionalmente intensa para mi, de sagrados recuerdos que se pegan para siempre en el imaginario vital de uno, y fue quizás gracias a su energía imbatible que me imprime cada vez que la piso, decisiva para proporcionarme argumentos sólidos y suficientes con los que seguir adelante, y dejar de una vez aquel suicidio absurdo, que por supuesto no deseaba, y comenzar a salir de ese fango abyecto en que chapoteaba mi vida. He subido esa foto con la pretensión de significar el aspecto protector de un cielo esplendoroso, que está ahí para todo el mundo, amplio y hermoso, cobijándonos a todos. Cuando uno no tiene nada más... Yo tuve la benevolencia del maravilloso azul de Donosti.
Como habreis notado, he tomado prestada la metáfora de Bowles, que creo viene al pelo aquí.

miércoles, 1 de julio de 2009

Emoción resucitada, viva


MUSA

Son árboles desnudos de invierno
Que alzan su aletargada elegancia sin freno
Hacia el limpio azul del cielo,
Mientras suaves montes ondulantes
Trazan en la lejanía la linea silenciosa del fin.
Y tu recuerdo mece mi soledad.

Definitiva, sublime pintura,
Ya gélida en la memoria,
Que tu eterna presencia impregnará de sentido.


Extraido de LA DESNUDEZ DE LOS ARBOLES
(Por este poema puse ese título a la colección)
RPI.- HU-32-07

Escribí este poemilla hace muchos años. A lo largo del tiempo he retocado algunas cosas formales, pero su esencia permanece intacta, como el benévolo y amable recuerdo hacia la MUSA que lo inspiró, y que un día desapareció de mi vida para siempre. De ella, quedan ahora unas pocas imágenes, ya muy distantes..., y estas lineas.
La foto es reciente, cuando la vi el otro día en el album de Picasa, pensé que expresaba muy gráficamente la emoción que suscitó el poema.

martes, 16 de junio de 2009

Una cumbre que merece la pena


SOMBRAS Y LIBERTAD DE MI AMIGA MARTA

¿Habrá desgarrones con golpes de ala ebrios?
S. Mallàrmé


Un sibilino y perverso, ingrato abandono
Pudo quebrar el laborioso cambio permanente
Que ansiamos lejos del pútrido hábito doliente.
Ni ausencias, ni duelos, ni nada: no perdono.

Aquel cisne del pasado aún aletea con encono
En el sórdido bulevard de la vida demente,
Navegando como un siniestro, fantasmal icono
Que podrá reducir la fuerza de tu mente.

Adicciones a la autodestrucción, a vínculos insanos,
Que regresan con presto júbilo del viejo rumbo errado,
Mientras vagamos, desgarrados, entre nieblas.

AMOR y VERDAD, herrajes ciertos y paganos.
Sombras y libertad, que el viento mece ensimismado:
Herramientas del futuro, despojado ya, de torvas tinieblas.

De la colección LA DESNUDEZ DE LOS ÁRBLES
RPI.- HU-32-07

Conocí a mi amiga Marta durante un periodo existencial importante para ambos, durante un tiempo que vivíamos en medio de esas benditas montañas, un tiempo en el que ambos luchábamos por depurar del mejor modo posible la devastación que muchos años de adicción a la heroina y al alcohol había producido en nuestras vidas. Marta era, y sigue siendo, una muchacha buena, sensitiva y brillante. Me encantaba conversar con ella, era una fuente de experiencia y sabiduría. La desesperaba su debilidad, pero, por encima de todo, la asombrosa facilidad con que conseguía engañarse a si misma, una vez sí y otra también, un arte del que los adictos somos consumados especialistas. Eso la sublevaba, la atormentaba e irritaba sobremanera. La indiferencia de su pareja hacia ella y su problema, también fue un golpe bajo muy duro e hiriente que la turbaba. En cierta ocasión, decidimos junto con un grupo de amigos, todos ellos buenos aficionados a la poesía, hacer una lectura tras la celebración de una cena, concertando de antemano acudir cada uno con un regalo para "el amigo desconocido". A mi me tocó hácerselo a ella, y yo estaba como casi siempre, es decir, sin mucha pasta, de modo que se me ocurrió escribirle este soneto, despues lo imprimí y adorné un poco con algún detalle, y fue su regalo. Observaba con curiosidad su rostro mientras leía, y ví satisfecho como se iluminó su mirada cuando terminó, mucho me conmovió ver en sus ojos acuosos el temblor de una limpia emoción que la poseía. Era una buena chica, luego se acercó, me dió un cariñoso beso y las gracias. Unos meses más tarde nuestros caminos divergieron, y hace tiempo que no sé nada de su vida, pero tengo fe en Marta. Espero que sepa utilizar aquellas herramientas sobre las que siempre hablábamos.


lunes, 8 de junio de 2009

La Europa que viene

"El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra", sentencia la voz popular. Tal vez lo hace animado por la arrogancia derivada de su capacidad racional. Hemos oído esta cantinela muchísimas veces. Tantas que su profundidad reflexiva puede quedar reducida casi a la nada. Pero es así, el ser humano banaliza hasta la nausea todo cuanto manosea, sin ningún pudor. Y por qué somos tan superficiales, dónde esta la razón de tan nefasto defecto, cuál podría ser el origen de esa inveterada capacidad humana para la trivialización de las cuestiones cruciales. Se me ocurre que una de ellas podría ser la prepotencia humana ante esa facultad de raciocinio que no poseen los animales, pero también hay otras razones que se pueden argüir, aunque ahora no sea el momento.
El resultado de las elecciones al Parlamento Europeo de ayer nos dan un triste ejemplo, nítido y preocupante a la vez, sobre el encierro irreflexivo del ciudadano europeo en su burgo de cristal y privilegio: aumento en general del centro derecha (increible, ha ganado la opción ideológica que ha provocado el colapso de la economía mundial). También vemos el retroceso de una socialdemocracia inoperante y sin visión de futuro, en algunos casos como el Reino Unido, un varapalo preocupante; y cómo no, "alegre" victoria del seudofascista invencible Berlusconi en Italia; y luego, observamos perplejos un significativo aumento, y aquí viene el serio temor, de la extrema derecha xenófoba, racista, violenta e históricamente nefasta en Austria, Dinamarca, Hungría, Holanda y Reino Unido. Uno de cada seis eurodiputados es ultraderechista y no cree en la Europa unida: panorama sombrío, temible, porque cada vez son más los paises donde gana adeptos esa venenosa doctrina, frívolamente jaleada. Y puede que estemos asistiendo impávidos, sin remisión, a frustración que supone el regreso a la Europa medieval del burgo: soberbia, envanecida y encerrada en si misma; un retorno a la Europa prehistórica del castro, la tribu y la cueva, desguarnecida de los valores humanistas que honrosamente han jalonado su Historia.
El por qué de esta deriva en la mentalidad europea es algo inasible a una comprensión razonable, entonces a qué es achacable: la falta de un liderazgo sólido y convincente podría ser, esos políticos mediocres que la gestionan, la enrevesada maquinaria burocrática tan excesiva, una prensa ávida de poder, manipuladora y falsaria, la codicia de la gran banca, el egoismo hedonista ciudadano como fín último, un horror a la cultura del esfuerzo personal y la solidaridad... cualquier cosa imaginable, pero una deriva fatal que nos puede llevar a un futuro lleno de negros nubarrones y atávicos miedos.
¿Recuerda alguien que el partido de los nazis alemanes en el siglo pasado, fue elevado al poder por un viejo y cansado Hindenburg como fuerza política marginal, manipulable e irrelevante? ¿Es mera coincidencia asimismo la crisis del 29 con la situación económica actual? Malos tiempos para Europa.

martes, 2 de junio de 2009

Amor imbatible


PARA MARISA

El poderoso rayo que tras la cruel luz emerge,
Como lanza infausta tras el combate primigenio,
Un fulgor veloz expande; y otro, lucidísimo, surge
De la experiencia: ya no hay contubernio.

Escucha esa voz bañada con el ingenio
Pasmoso, que tu limpio corazón protege.
Acaricia el bello hilo que entreteje
Amor, allí donde acaeció el incendio.

Resiste el vivir duro, como la roca el oleaje,
Siempre fuerte, y desprecia su salvaje furia.
Así obtendrás el reposo que tu razón invoca.

Allí existe la armonía, que siempre es poca
En el agobiante recaudo de la vanidosa feria.
Tu sonrisa entonces ya nunca jamás será opaca.



Este poema está dedicado a mi prima Marisa, quien por una enfermedad nerviosa degenerativa de nacimiento ha permanecido durante toda su vida reducida a una silla de ruedas. Su sentido del humor y maravilloso mal genio han sido cruciales para todos nosotros, nos ha dado claves decisivas para entender la vida.

Extraido de la colección LA DESNUDEZ DE LOS ARBOLES
RPI.- HU-32-07

martes, 26 de mayo de 2009

El fútbol, la perfección y la mala educación


En su columna dominical de esta semana en el diario El País titulada "El griterío y la nación imperfecta", el reputado analista político, Josep Ramoneda, hace unas observaciones que me llevan a una reflexión inmediata. En primer lugar, ¿cuál es la nación perfecta?... ¿Estados Unidos, Francia, Japón, Iran (Persia), la nación de los tarahumara de la Baja California o la de los delawere o los magüas de los Grandes Lagos, Arabia Saudita, Pakistan "el país de los Puros", China, Sudáfrica, la nación quechua del Perú o la sarahule de Gambia, la olof de Senegal o los bámbaras de Mali; quizás fuese el Reino Unido, Italia, Grecia, o Alemania?..., no sé bien cuál podría ser. Tal vez, ninguna.
España para mucha gente es una nación muy imperfecta, para Ortega y Gasset, por ejemplo, era "el torbellino polvoriento que queda en la Península tras la cabalgada de varios pueblos a través de los siglos". Gran definición, aplicable asimismo a cualquier otro Estado. Las cosas son como son, y están como están.
En España tras el franquismo, los nacionalismos burgueses y oligarcas de las dos comunidades más ricas, Catalunya y Euskadi, se posicionaron en la vida parlamentaria con gran astucia, gracias al enorme poder económico que les proporcionaron las industrias del hierro y téxtil en la segunda mitad del siglo XIX y la primera del XX, un poder cimentado a base de suministrar esos materiales a los países implicados en conflictos sangrientos y devastadores como la Gran Guerra Mundial y demás. Un poder que luego siguieron utilizando durante la Transición para elaborar la Constitución de 1978 a su medida, con un desprecio infinito y un absoluto desdén insolidario hacia el resto de pueblos que componen esta Península e islas. La palabra solidaridad dentro de la clase burguesa está muy mal vista, y el verbo compartir es algo que les da repelucos.
Y fue para la final de la Copa del Rey cuando esa clase social, con su desproporcionada influencia mediática, ha llevado a toda una banda de borregos al campo del Valencia, al viejo Mestalla, para chillar y desairar a unos símbolos que son como los de cualquier otra nación civilizada. Dice Ramoneda: "Hay que aprender a vivir con el conflicto y los silbidos". Pues a mi no me apetece vivir, ni muchísimo menos aprender a hacerlo, con burdos patanes groseros, Sr. Ramoneda, qué quiere que le diga. Y como muchos millones de personas de esta nación imperfecta me rebelo ante esa imposición dictatorial, y además, me jode un montón que cuando voy a pasar un buen rato frente a la TV, tenga que padecer las anacrónicas y patéticas groserías de esos botarates. A mi me gusta el fútbol, no el estruendo de los berridos de gente alienada por una educación equivocada y un consumismo demoledor; ni sonrojarme ante los sarcásticos comentarios a posteriori de unos perplejos ingleses sobre el infumable hecho gamberro, quienes no entienden nada de nada de lo que pasa; y aún más, cuando miran el mapa y ven la ínfima parte del territorio peninsular que ocupan esos dos paises.
También deplora el Sr. Ramoneda que mucha gente radicalmente de derechas demande "que se tendría que prohibir a los dos clubes (Barça y Athletic de Bilbao) disputar la competición; que no se pueden permitir ataques a cosas tan sagradas; que vamos hacia un país tribal; y otras lindezas parecidas". Y es que no se trata ni de prohibir ni permitir nada, es una mera cuestión de educación, de buena educación; algo de lo que adolecen esas masas aborregadas que manipula la clase política al servicio de quien todos sabemos: eso es lo que de verdad molesta y lastra a esta pobre nación imperfecta, Sr. Ramoneda.
Si te inscribes en una competición deportiva federada con el ánimo de conquistarla, debes acatar todas sus normas: las escritas y las no escritas, esas que correponden al ámbito de la ética. Y si participas debes ser coherente y respetuoso con tu compromiso, pero por encima de todo, educado con todos los actores. Y si no puedes manejar tu emoción, si desprecias al Rey y su himno, que representan a esa competición, pues es muy sencillo: no te inscribas en ella, ni participes, renuncia con todas sus consecuencias. La coherencia siempre debe ser inherente al comportamiento de las personas honestas.
Aunque, ¿tendría la misma magnitud esa final de Copa si el Barça la jugara contra el Mollerussa, o el Athletic contra el Amurrio?. Con todos los respetos: no. Ni generaría tantos ingresos, ¿verdad?. Así que, por favor, señores vascos y catalanes, la próxima vez dejen en los parlamentos, o en sus casas, los conflictos; respeten a sus vecinos y tengan buena educación, porque una de las cosas más feas en esta vida, es la mala educación.


miércoles, 13 de mayo de 2009

Un increible regreso al patio del colegio


Por alguna razón que desconozco a ciencia cierta, soy culé hasta la médula. Paso de indagar el impulso que me arrastró a ese sentimiento; simplemente brotó, y ya está. Y claro, por supuesto, el fútbol es mi deporte favorito desde que tengo sentido común y jugaba con mis amigos en el patio del colegio y donde podíamos. Anoche el Barça ganó su primer título, y nos embaucó de nuevo a todos con un juego espectacular, divino, de ensueño, de efevercente imaginación en incansable estado de creatividad generosa. Guardiola ha fabricado un hermoso monstruo, un Frankenstein delicioso, con la pasta inconfundible del mejor "cruyffismo ilustrado", la vieja filosofía futbolística que vuelve a reinar, como magníficamente ha definido un periodista gallego en El Faro de Vigo, y que el entrenador Pep Guardiola lleva muy dentro, en lo más hondo de su buen corazón culé: la elemental filosofía futbolística de Johan Cruyff evolucionada por la profundidad psicológica, la racionalidad y la pasión del alumno Guardiola, uno de sus discípulos aventajados y favoritos, y tal vez el más afortunado, porque ha conseguido reunir a un grupo de jugadores con un talento natural superior, e implicados sin cortapisas en la solidaridad del juego; unos muchachos que son capaces de hacer bellamente lo que les pide su técnico, a quien idolatran.
Si este equipo gana la Champions, posiblemente sentará las bases del estilo de juego de muchos equipos europeos por unos cuantos años. En el Bayern, Beckembauer ya ha hablado de implantar la escuela Ayax-Barça, donde los entrenos serán con prioridad absoluta para el rondo; para abreviar, podría resumirse en estas palabras del maestro Johan: "Alto ritmo de balón que te proporciona la posesión del mismo, y en consecuencia, el control del juego sobre el contrario", y si le añades el cerebro de Xavi junto a la técnica de Leo Messi o Andrés Iniesta, pues eso: un gol, otro más, y otro y otro. Objetivo supremo, y esencia primodial de la pasión que nos ha arrastrado desde niños hacia este juego tan simple y profundo: en el que prima por encima de todo, la pureza de la alegría del gol, igual que en el patio del colegio nos desgañitábamos por tener el balón el mayor tiempo posible, ansiosos por hacer los mejores driblings, pases, remates, paradas y goles; sobre todo goles, cuantos más mejor.
Cuando Johan Cruyff vino a hacerse cargo de un Barça anárquico y desquiciado en todos los sentidos, leí en una entrevista como contaba que cuando era niño se pasaba el día jugando con los amigos en las calles de su Amsterdam natal de la posguerra europea. Y que la cosa consistía en tener el balón el mayor tiempo posible, porque de ese modo se divertían más: quien tenía el balón gozaba como un camello. Gran virtud de cualquier juego que se precie: la diversión. Y que todo eso estaba muy claro: lo iba a aplicar al Barça. Si hubiese sido una entrevista oral, seguro que la habría rematado, en su simpático español con acento catalanoholandés, con un: "Es lógica..." La inmensa mayoría de los culés le observábamos con cariñoso escepticismo: "Este Johan..." musitábamos cabeceando ante su inocencia, acostumbrados como estábamos a los Clementes y Magureguis del autobus.
Pues bien, unos cuantos años más tarde, el alumno Guardiola, apoyado en su inteligencia y rigor y excelentes jugadores, ha elevado las ideas del maestro Cruyff a la categoria de sinfonía futbolística. "No me creo que jugando bien, no se puedan tener buenos resultados y ganar títulos", dice el ex-futbolista del Dream Team, dirigido a los defensores del resultadismo. De momento, ha ganado la Copa del Rey y casi la Liga. Falta la Champions, aunque nada cambiará si se pierde ante el Manchester, pues se habrá caído ante el mejor rival posible, y el equipo seguirá mejorando.
Pero, para mi, como culé, lo mejor de toda temporada, y que jamás olvidaré en mi vida, me lo ha proporcionado este irrepetible grupo de embaucadores maravillosos, y ha sido un inesperado e increible regreso al patio del colegio. Un viaje hasta cincuenta años atrás por un proustiano tunel del tiempo. Un reencuentro apasionado con la diversión, la emoción y la alegría del gol. Por favor, repetid el año que viene, y el otro, y el otro. Hasta la saciedad.


Esta entrada se la dedico a mi primo Joaquin Marco Pueyo, de Barcelona. Culé irreductible y el mejor imitador que he conocido del gran Johan y el "Cholo" Sotil.

domingo, 3 de mayo de 2009

Castillo templario de Monzón.

Una campeona de Wimbledon llamada Nadie

Sí, señor, como Odiseo en la cueva de Polifemo, un individuo que firma en la sección de Deportes del diario El País como J.J.Mateos, así es como ha llamado a Conchita Martinez, única campeona española de Wimbledon, tetracampeona de Roma, finalista del Open de Australia, y un sínfin de títulos más. Conchita es de Monzón, paisana mía, ya que nuestros lugares de nacimiento distan apenas unos once kilómetros. Ella y su familia son gente honesta, digna, de la clase trabajadora, muy querida en todo Monzón y alrededores, y me jode un montón que se la ningunee de un modo tan burdo y gratuito. Os cuento la secuencia de los hechos.
Una tarde dominguera de primavera más viendo en la TV al mejor deportista español de todos los tiempos, Rafael Nadal, levantar el trofeo de turno, en esta ocasión se trataba del siempre muy querido por todos los tenistas españoles Torneo de Roma. Este año es el cuarto que conquista Nadal, y Conchita se hallaba presente en la ceremonia, invitada al ser igualado su record entre españoles, por una delicadeza para con ella de la dirección del Torneo, detalles que le son negados en su propio país una vez sí y otra también. De hecho durante la entrega de trofeos también Nadal la ha ignorado casi por completo, limitándose a darle un frío beso, pero no importa, la cosa no tiene mayor trascendencia, es lo habitual. Por lo demás, ha sido una bonita ceremonia desnudada de todo protocolo envarado al que acostumbran en los paises anglos, nada de sonrisas forzadas ni gestos rígidos, todo muy fresco y espontáneo por obra y gracia de ese desparpajo y calidez que tanto aman los italianos. Eso lo hemos visto todos por la TV esta tarde.
Bien, luego he mirado en las noticias de Google, entrando en el artículo de ese señor, ese tal J.J.Mateos, cuyos números/méritos para ingresar en la redacción de un diario del prestigio del citado, tal vez le tocaran en un tómbola de feria, vete tú a saber cómo. Así que posiblemente sugestionado por la euforia que desatan los inacabables records del manacorí, no ha tenido el menor empacho en escribir que este Torneo de Roma Nadie lo había ganado antes que Nadal en cuatro ocasiones. Y de ese modo es como he descubierto el otro nombre, tan homérico, de la hija de Cecilio Martinez.

martes, 28 de abril de 2009

Libre ensoñación



NEGACION

...la oculta libertad de los olvidos
Jorge Guillen


La montaña y el valle eterno palidecen en la verde
Eclosión orquestada: primavera inserta como pausada
Melodía original, triste abandonada que luego pierde
Todo el deleite conque prendió, como amante relegada.

Incierta mocedad atrapada en el ser, en tanto arde
Una creencia en la hoguera de la utopía malvada.
Ruptura sin retorno, que resume jactancia cobarde,
Mientras cae en el lánguido ocaso la ensoñación frustrada.

Y cuánta ambigüedad con tibieza se expande
Hacia donde razón y corazón, presos en el tedio,
Arriesgarían jubilosos por que todo suceda.

¡Negación!... diluída en lo pasivo que tiende
Hasta el torvo olvido de improbable asedio.
Y libertad, inmemorial anhelo, es lo que queda.


Extraido de la colección LA DESNUDEZ DE LOS ARBOLES
RPI.- HU-32-07

Este poema es un tríbuto fervoroso al admirado maestro.

domingo, 26 de abril de 2009

Sombras del tiempo


PERPLEJA MIRADA A LOS SIGLOS

... una Rosa en las tinieblas.
Stephanne Mallarmé



Nocturna negritud que el mar argenta.
Pálido contrafuerte imbuido por la tibia figura.
Pastos de clérigo de un Parnaso que regenta
Entre fango, por el torpe vivir en ciega amargura.

Destellos del ego de quien ya no argumenta
Cosa, insertos en la memoria por donde supura
Orgulloso resquemor. Herida que no cura
Su mala folla, mientras abrumado lamenta.

Dudoso Olimpo de letras y de oro, generoso.
Honor al magisterio de la letra impresa,
Inmortal sí, también sello de clérigos vanidosos, imborrable.

Secular discurso del verbo eximio y donoso
Que alumbra sin medida la Poética excelsa,
Mientras regresa de las tinieblas la Rosa amable.


Extraido de LA DESNUDEZ DE LOS ÁRBOLES
RPI.- HU-32-07

miércoles, 25 de marzo de 2009

El poema de la página en blanco


AQUI Y AHORA



Página en blanco.
Mente dispersa.

Antes, la memoria.
Hoy, esta emoción.
Después, un enigma incierto.

Alboroto de sensaciones y palabras...
Abigarradas visiones y ensoñaciones...
Acopio de vivencias y sufrimiento...

Soy.
Aquí y ahora.
El resto, nada.


Extraido de la colección LA DESNUDEZ DE LOS ÁRBOLES

RPI.- HU-32-07

Escribí este poema hace unos cuantos años, seguramente en alguna noche en blanco cuando la página himaláyica se te resiste obstinada. A lo largo de los años he ido cambiando algunas palabras, puntos y comas. La esencia del poema subsiste, y la vida también me ha enseñado que la vituperada frase...(¿fue Picasso?), "la inspiración me pilla trabajando", pues es una verdad como un templo.

viernes, 20 de marzo de 2009

La amistad de Gustave Flaubert y Maxime Du Camp



Flaubert y Du Camp eran dos jóvenes escritores que se conocieron alrededor de 1846, cuando el autor de Salambò había terminado su primera novela "Las tentaciones de San Antonio" y tras una lectura pública de ésta que duró cuatro días. Enseguida se forjó entre ellos una buena amistad. Emprendieron un viaje de dos años por Egipto y todo el Nilo, e incluso escribieron al alimón una novela que fue publicada tras la muerte de Flaubert. Du Camp escribía los capítulos pares y Flaubert los impares. A la vuelta de Egipto, Gustave Flaubert comenzó Madame Bovary y Du Camp dirigía "La revue de Paris". Tras cinco años de minuciosa y ardua elaboración, Gustave Flaubert llegó al fin de su trascendental narración; aunque para él la obra estaba inacabada, sin redondear. Mandó a su amigo Du Camp un manuscrito del borrador, y éste publicó dos capítulos en su revista, con el subsiguiente enfado de Flaubert y la ruptura de la amistad entre ambos. Du Camp veía ganancias inmediatas por el seguro éxito, y Flaubert queria terminar la novela a su gusto y bajo su concepto del acto de creación artística, que todo el mundo conoce. Se cruzarón reproches, y Flaubert le escribió con cierto romanticismo y amargura: "Por lo visto, navegamos en distinto barco: tú buscas un puerto y yo alta mar. Soy incapaz de escribir una sola frase sin haberla meditado profundamente".
Esto toda una declaración de principios honesta, definitiva y aleccionadora del gran novelista, que expresa el serio e insobornable compromiso del creador con su arte. Algo que los lectores siempre apreciamos. Creo que por encima de todo.

Conocía esta anécdota desde hace tiempo, y mirando el blog de Eduardo Berti, me he topado con con algo relacionado con esto que me ha gustado, por la franqueza con que Du Camp se manifiesta respecto a Flaubert, asi como su humildad. Me he permitido copiarlo y pegarlo aquí, porque viene al pelo para lo que os contaba:

"La obra de Du Camp se completa con un ensayo dedicado a Théophile Gautier, crónicas de viajes por Egipto u Holanda, poemas, cuentos y novelas. En sus "Souvenirs" es generoso con Gustave : «Nunca se me ocurrió exaltarme a mí mismo hasta el punto de compararme con Flaubert y nunca me he permitido disputar su superioridad», llegó a escribir. «Los autores se dividen en dos clases : aquellos para quienes la literatura es un medio, aquellos para quienes la literatura es un fin. Yo pertenezco, siempre he pertenecido, a la primera categoría»."

martes, 17 de marzo de 2009

El valor de la moneda

EL PELIGRO DE LOS BANCOS



Increíble visión del Presidente de EEUU

Thomas Jefferson hace 207 años declaró: “Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a los bancos privarán a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron”

Thomas Jefferson, 1802

Me parece tan alucinantemente profética y cargada de verdad esta entrada que hace Josep Pamies en su blog, que no he podido resistir la tentación de copiarla y pegarla aqui, con la pretensión que esa terrible verdad de uno de los padres fundadores de la gran nación norteamericana, se propale y llegue al mayor número de gente posible. Gracias, Josep.
Pero al mismo tiempo viene a mi memoria un recuerdo de juventud. Yo era empleado de banca, un simple auxiliar administrativo, y un día en una comida con el director regional de la entidad, durante la sobremesa debatimos muchos temas, entre ellos uno sobre cuál era la base para establecer el valor de la moneda, y todos soltamos la nuestra: que si el patrón oro, que si las reservas nacionales en dólares, que si las energéticas, que si influía el PIB, que si la rentabilidad del entramado empresarial... Y el director, Sr. Llinás Lagraba, con su sorna medio catalana, medio aragonesa, dijo: "Dejaros de puñetas, todo eso está muy bien, pero el verdadero valor de la moneda lo establece el poderio del ejército que la respalda". Me dejó perplejo. Y esto ocurría en 1979.
Si, hoy me he acordado de aquella conversación.

miércoles, 4 de marzo de 2009

Música, amor y plenitud


REGGAE EN SALOU

Espuma blanca de olas muertas sobre la playa
Traza el límite del embrujo nocturno al mar misterioso

Gente festiva, olor de maría, multitud de colores...
Esperamos, ávidos de lujuria, la noche de caribeann rithm

El humo dibuja volutas sonrientes y nubes de sueños
En el sensual artificio de la fiesta inmortal, desmedida.

El negro Eddie Grant, con músicos negros y groupies blancos,
Invade el escenario y el aire derramando reggae incitante.

Gimme hope, Joanna, gimme hope...

Horas voluptuosas detenidas, ligeras como plumas,
Entre la arena bebo jadeante el sublime nectar del sexo.

Una voz interior, desbordada de gratitud, susurra:
Somos el universo, amor, somos todo: un mundo infinito, pleno.




Extraido de la colección LA DESNUDEZ DE LOS ÁRBOLES (1985-2006)
RPI.- HU-32-07

sábado, 28 de febrero de 2009

Posted by Picasa´
Límite entre las comarcas de La Lítera y el Bajo Cinca, a unos kilómetros del municipios de Esplús.

Riqueza dialectal y desobediencia civil

Carta al Director de un lector en el diario Altoaragón de Huesca.
(Haz click aquí para leerla)
Riqueza dialectal

Estoy completamente de acuerdo con mi pariente lejano, pues Naval es mi segundo apellido -la verdad, en Huesca no somos una multitud indostánica- en la defensa que hace de su derecho a expresarse, tanto en forma hablada como escrita, con la lengua que heredó de sus antepasados, ante el ansia normalizadora de gobiernos autónomos, tanto el aragonés como el catalán, verdaderamente avasalladora.
La tradición narrativa oral tiene una vigencia plena muy aceptada, en el mundo literario sobre todo, en ella se inspira toda la obra de Salman Rusdhie, seguramente el narrador más influyente y reputado de todo el planeta.
Aunque el "chapurreau" literano, o el "patués" de Benasque, seamos cuatro gatos quienes lo hablamos y no multitudes indostánicas, por supuesto que tenemos todo el derecho del mundo a defendernos del virus nacionalista de la "normalización", autoritaritario y avasallador; y a quien todo lo que no sea ganar votos, les importa un pepino. Venga de donde venga. Si a final de cuentas las lenguas siempre han servido para la comunicación y entendimiento, y deben respetarse y aprovecharse todos sus aspectos y herramientas. Hay que luchar por ello.
De modo que, amigo Julián, estoy contigo; me hago eco de tu indignación, y me solidarizo plenamente con tu sensata propuesta.
En consecuencia, yo también me declaro desobediente civil, y ejerzo.
Muy gandhiano además.

jueves, 19 de febrero de 2009

Adherido a la vida


DIA NO TAN MALO

Hoy el día nació
Lleno de todos los malos augurios
Con los que puede nacer un día.

Sin gestos de amor,
Sin dinero,
Sin nada.

¿Para qué obstinarse en una nueva ilusión?,
Para nada, más desencanto, más desolación:
Un día negro, negro.

Tan sólo una breve conversación
En la barra de un bar con alguien
Hace que vuelva a desear la vida otra vez.

Juan M. Pueyo (Esplús, 1953)

Extraído de LA DESNUDEZ DE LOS ÁRBOLES
RPI.- HU-32-07

lunes, 16 de febrero de 2009

Metáforas pedestres en la novela estadunidense


En cierta ocasión, se me ocurrió llamar así a esas magníficas metáforas que aparecen a menudo en obras a lo largo de la historia de la narrativa de los USA, y cuyo desparpajo de todos sus autores en el uso de artilugios cotidianos, siempre me cautivó. Aquí va una bien calentita, perteneciente a la última hornada de jóvenes talentos de esa incomparable tradición narradora. Su autor es Jonathan Franzen, y está extraída de su relato, "ZONA FRÍA, una historia personal". "Tenía una voz chillona y la sensibilidad de una regla de cálculo...", infiere Franzen en su relato al describir a un tío. O, "Mutton era como un cebo para lubinas arrojado a un estanque donde nadie había pescado en treinta años", señala para ilustrar la potencial bondad del tal Mutton.
Hay que reconocer que son inteligentes, elegantes, rotundas, y por supuesto y sobre todo, acojonantemente buenas. Habrá que estar atentos en el futuro a la trayectoria de este joven novelista.

Esta entrada está dedicada a mi hermano mayor y eterno pigmalión, Pedro Soto.

sábado, 14 de febrero de 2009

Poesía para un puente




YO ESPERO, YO ANHELO, YO EDIFICARÉ...


Espectrales y confusas sombras

Perfiladas por un indeseado caos
Se proyectan hacia torpes laberintos
Cubiertos por visiones absurdas.


Por esa oscuridad, ingénuo, te deslizas,
Mientras a tus oídos se va acercando el grito.


Yo espero,
El rumor del arroyo
La emoción del silencio
La pureza del olvido.


Yo anhelo,
El rayo del amor puro
La quietud del instante,
Esa ventana hacia la ingrávida paz.


Yo edificaré,
Un puente hacia mi verdad,
El atríbuto de mi existir,
La desnuda insignificancia de mi ser, también.


Extraído de LA DESNUDEZ DE LOS ÁRBOLES. Colección de poemas (1985-2007)
RPI.- HU-32-07


Escribí este poema a principios de los noventa; o sea, que han pasado casi veinte años. Algunas expectativas previstas se cumplieron, otras no. No puedo quejarme, aunque en ocasiones continuo transitando el puente edificado.

viernes, 13 de febrero de 2009

Ruinas de Baragüas en Arto pueblo del Bajo Serrablo (Huesca)






Escenario de combates durante la guerra civil española de 1936. La piedra y el año que aparece corresponde a la iglesia derruída y abandonada. Las inscripciones de la entrada anterior las hallé en este edificio... lo siento, vuelve a invadirme una profunda melancolía. ¡Hasta qué punto estamos pagando los españoles la sinrazón de aquella locura!



Ruinas y destrozos que tenían el inconfundible y desventurado aroma de la trágica guerra civil española del 36. Como podeis leer, aquí estuvo Mariano Sancho del Batallón 287 de Ametralladoras. Supongo que sería del Ejército Republicano, en retirada hacia Francia ante la avalancha de los fascistas sublevados. Me he llevado una gran sorpresa, pero me he sentido acongojado por una enorme tristeza durante toda la tarde, como siempre que pienso en aquel triste episodio de nuestra Historia.

miércoles, 11 de febrero de 2009

Caspa vaticana en el siglo XXI

Ratzinger se enroca en el Vaticano, todo él exhuma un olor mareante a esos papas del siglo XIX sotana casposa, mirada ladina y misa latina, una clase de curas a quienes yo durante mi infancia, allá por los años cincuenta de la anterior centuria, ayudaba en misa como monaguillo sin creermelo del todo, aunque atemorizado por las quemaduras del infierno, balbuciendo amedrentado unos latines que luego en los juegos de la calle se convertían en bromas interminables. Para Ratzinger no es ninguna broma, se toma muy en serio su rol, cuando entona el mayestático Nos y reivindica su privilegiada posición de interlocutor con las Alturas. Además, sabe que nadie le pondrá traba alguna, porque nadie puede. Se encastilla en su palacio como los papas medievales se encerraban en Sant Angelo ante la inminencia del peligro. Pero a Ratzinger nadie le amenaza, obviamente, sólo tiene miedo de si mismo ante un mundo que observa desde su ventana de la Plaza de San Pedro, frente a la sociedad y las ideas del hombre que evolucionan hacia posiciones muy distantes de las que él desearía. Es un fundamentalista redomado que perdona a los carcamales lefevrianos de La Fraternidad de San Pio X, al tiempo que posterga a Leonardo Boff y su Teología de la Liberación, o al obispo Casaldáliga, y muchos más; y lo más grave, condena al ostracismo la obra progresista y ecuménica de Juan XXIII. Como asegura el teólogo Hans Kung podría ser demandado por sus decisiones retrógradas, pero nadie puede, porque él manda absolutamente en un anacrónico Estado, sin otro derecho que no sea el suyo propio, o el de sus intereses.
  

sábado, 7 de febrero de 2009

Premios literarios, ansiedad por publicar y la escritura

Posted by Picasa
Desde siempre los premios literarios, esos certámenes convocados para sanerar cuentas corrientes de algunos y ávidos egos de otros, despertaron en mí suspicacia cerval y distante desdén, pues nunca me agradaron los actitudes altaneras y arrogantes de las gentes que se mueven alrededor de éllos. Como cualquier persona que se precie de aspirante a escritor de éxito, y también movido por mi vanidad y la insistencia de un círculo de personas que me aprecia, cuando terminé el borrador de mi primera historia, es decir, la primera de éllas a la cual conseguí ponerle la anhelada palabra FIN, antes de sentirme invadido por la duda y sin pensarlo dos veces, decidí gastar mis buenos euros en la copistería y oficina de correos, y la envié a uno de esos concursos. Quedó finalista junto a otras siete entre ciento veintidos... ¡y qué subidón, qué pasada, un flash de la hostia...! La verdad es que me sentía flotar, compensado sobradamente con que se me hubiese reconocido, no pensaba para nada en la cantidad del premio. Mi ego subía vanidoso y alegre como un globo estratosférico, tanto que mi mujer irónica, me llamaba "el finalista", mientras en su rostro se dibujaba una clara mueca de cachondeo. A nivel emocional reconozco que la cosa no estuvo nada mal. Como era presumible la novela no ganó, e incluso me alegró que fuese así, puesto que tal circunstancia me proporcionaría una buena ocasión ocasión para poder rematarla, terminarla de pulir, pues la sentía inacabada, aunque sólo en aspectos accesorios, ya que lo esencial de la historia estaba contado; los últimos toques, vamos. 
Algún tiempo despues, mi viejo coche renqueaba y pedía a gritos un cambio, fue entonces cuando pensé que el dinero del premio me hubiese venido muy bien para uno nuevo, sin necesidad de pasar por el banco. Ahora, gracias a un amigo, tengo otro con el que estoy encantado y funciona de maravilla. Como veis el dinero nunca es esencial, porque es renovable, o conseguible, va y viene. Aquí, en el asunto que abordamos, lo básico es el acto de escribir, la necesidad vital de expresar a traves de grafismos nuestras inquietudes, emociones, ideas, desvelos, pensamientos, vivencias, e intentar hacerlo lo mejor posible... para gozarlo y compartirlo, desde luego. A causa del maravilloso significado de este último verbo, siempre sentí fascinación por una definición que daba con frecuencia Jack Kerouac sobre el arte de narrar: "Son mis amigos quienes me empujan a escribir, escribo por camaradería, y en esencia, casi siempre se escribe por eso". Estoy convencido que el autor de "Sátori en Paris" era muy sincero, y que tenía mucha razón, de hecho, sus amigos fueron el leiv motiv de casi toda su obra, aunque un cúmulo de factores a su alrededor hizo que su vida fuese desgraciada, y acabase catapultado irremediablemente hacia una sima de alcohol y desesperación, a una muerte prematura desgraciada. Casi nunca fue muy feliz el gran narrador.
Pero sigamos la trayectoria de mi humilde historia a través del proceloso mundo de los premios. Acabé el relato a mi gusto, tras interminables horas de correcciones y más correcciones, quedando  razonablemente satisfecho del resultado, así que la envié de nuevo a otro certamen, éste de primera convocatoria, y aquí su ventura fue nula, la descartaron a las primeras de cambio, incluso se permitieron llamar ignorantes a algunos participantes, aunque nunca supe si yo estaba entre ellos, pero me sentí dolido por su tal vez inconsciente pequeña maldad; por parte de la editorial convocante, por supuesto, nadie se dirigió a nadie, aunque fuese sólo para agradecer la participación de la gente que gastó su tiempo y dinero para que ellos pudiesen alardear que se habían presentado tantas y tantas obras, y lo que más jode: el desdén, pues no se dignaron siquiera, ni en dar las gracias a esos participantes, que sin su colaboración, su premio no sería NADA. ¿Les costaría mucho esfuerzo a éllos, que tanto se pavonean con sus premios, agradecer públicamente el esfuerzo participativo de la gente que ha acudido onerosamente a su llamada?. Hay mucha mala educación e insensibilidad por el mundo.
Me he decidido hacer esta entrada porque al hilo del seguimiento de algunos blogs, he podido comprobar que hay mucha gente joven que escribe, y que lo hace muy bien, que se presenta a premios y son rechazados, lo vuelve a intentar, y más de lo mismo, como si la publicación y el éxito literario fuera un muro infranqueable contra el que, llenos de ansiedad, se estrellan con desespero una y  otra vez. A esta gente yo les diría que escribir, no es triunfar como escritor profesional, que es un objetivo legítimo y noble, pero no es TODO; es más, si lo consigues, puede pasarte como a Keruoac, quien siempre consideró al éxito literario como una desgracia, indirecta causa de su destrucción personal. Hay cierto extremismo en esta comparación, pero si que puedes pasarte los mejores años de tu vida, atado a una mesa de despacho entre cuatro paredes, dándole a la tecla inmisericorde. Pienso que esencialmente, escribir es cumplir una aspiración vital personal, íntima, que viene a quien nos posee tal pasión desde muy lejos, de un lugar en muchas ocasiones ignoto, que nos empuja a formar un bello cuerpo a base de palabras, imágenes, ideas, pensamientos y vivencias, para compartir principalmente, para que otros experimenten idéntico placer con estas cosas que nos subyugan hasta el arrebato. Que también pueda jugar aquí un poco la vanidad personal, lo admito; pero no es sustancial, es secundario. 
Y si esa gente joven fuesen hijos mios, o allegados, o personal afecto emocionalmente hacia mi, les diría con límpia franqueza que se busquen otro trabajo para comprar el pan, pero que escriban cada día, cuanto más mejor, nada más por el puro placer de escribir, nada más, sin otro objetivo a la vista, porque entre otras cosas, lo harían sobre lo que quisieran y cómo quisieran, mientras su imaginación vagabundearía de ese modo libre, como un pájaro en el inmenso azul del cielo de una mañana clara. 
Y eso es más sano.   
   

martes, 3 de febrero de 2009

¿El nuevo Rusdhie?


Un día leyendo en La Vanguardia uno de esos, lamentablemente abundantes, artículos sobre la presencia y actividad de Al Qda en los territorios de las provincias del norte de Pakistan, me topé con esta magnífica instantánea de un bazar de Peshawar, la cual servía de ilustración a la narración de corresponsal, y cuya elección puede suponerse que se debió a un mero azar. Me llamó poderosamente la atención ese chiquillo adolescente, vestido con su pijama tradicional blanco, que mientras ojea libros en un puesto de venta ante la displicencia del vendedor, levanta su mirada hacia el objetivo de la camara, mientras la gente va y viene sin reparar en nada que no sean sus propios problemas. Me dije: "Un chiquillo adolescente con un pijama y camisa, evidentes atavíos musulmanes, escrutando libros en una librería...¿acaso no pudo haber estado alguna vez en su Bombay natal un adolescente Salman Rusdhie, ojeando con arrobo y fruición las últimas novedades que traía su librero favorito, como ese chico de la foto?...¿y si el chico de la foto fuese el nuevo Rusdhie del siglo presente?.
Cuando volví a la realidad, el recuerdo de la fatwa de Jomeini, Bin Laden, Zawahiry y los talibanes, los mártires del yidah y su proselitismo, deshicieron por completo el momentáneo hechizo al que fui arrojado por mi calenturienta fantasía...O quizás no, tal vez el muchacho tenga la oportunidad de estudiar en una buena universidad y ser el nuevo Rusdhie. Qui lo sá...  

lunes, 2 de febrero de 2009

Aburrimiento

Os cuento un chiste:
¿A que no sabes lo que hace una rata en una esquina...?
Pues esperar un rato...
Puag, qué malo!. Claro, quien no tiene nada qué hacer con el culo caza moscas.

Otra historia con moraleja:
En los tiempos de la posguerra española el hambre era la obsesiva prioridad cotidiana de mucha gente. Había un señor viudo y su hijita para quienes cómo llenar el estómago se convertía en un suplicio, una tarea harto complicada y también cuestión de supervivencia. Un día el padre descubrió un melonar con los frutos en su punto, y le dijo a su hija: "Esta noche iremos a coger unos melones. Tú te pondrás junto al camino, y si ves a alguien, pita". Le contestó la niña obediente y hambrienta: "Sí, papá". Al caer la tarde y llegar la noche, se fueron los dos hacia el huerto donde estaba el melonar, y el padre con una bolsa en la mano se fue hacia su objetivo, cuando de pronto oyó un pitido y se escondió con rapidez. Al cabo de un rato, volvió a salir y otro pitido, y otra vez más, hasta que el padre harto se fue hacia la niña, y le dijo: "No hay nadie, ¿por qué pitas?, te dije que si veías a alguien pitaras". Y la niña tranquilamente le respondió: "Te veo a ti".

Moraleja y sentencia favorita de mi padre: "Si no quieres que se sepa algo que vayas a hacer, no lo hagas".
Los peperris de Madrid pensaran que quienes vivimos en la periferia somos tontos, ¿verdad?.Da igual. Pues nos metemos un poquito con ellos y matamos al aburrimiento.
 

sábado, 31 de enero de 2009



"Y el armamento de destrucción masiva -las denominadas hipotecas subprime, se hallaba en los cercanos sótanos de Wall Street".

(Extraído de un artículo de Xabier Batalla en La Vanguardia)

jueves, 29 de enero de 2009

War Crimes for the Home, de Liz Jensen


¿Verdad que no es lo mismo un crimen de guerra que una guerra? En la guerra suceden los crímenes de guerra. Pues bien, una verdad de perogrullo tan enorme como esta, se la ha pasado por el forro de los... esa anfetamínica cabeza pensante que ha parido para este libro tan desventurado título: GUERRA EN LA FAMILIA, en su edición española de Alfaguara, una excelente novela de Liz Jensen, periodista inglesa y joven y vitalista narradora, perteneciente a la nueva hornada de creadores que se está fraguando en la lengua de Shakespeare. No merecía, para comenzar, tan feo atropello la bella historia de Jensen, porque el núcleo paritorio de la obra se centra en unos hechos precisos y puntuales, que como consecuencia de ellos y por su incidencia en la razón de ser del relato, la autora da al texto un acertado título que juzga apropiado: WAR CRIMES FOR THE HOME, al cual, la anfetamínica y estrujadísima cabeza pensante que lo encajó en la edición española, ha desdeñado olímpicamente.
Pero eso no importa, es secundario, calderilla menudencia, frente al interesante aliento vital, brío narrativo, y sano sentido del humor que destila por doquier la buena prosa de Liz Jensen en esta trama argumental, urdida con notable ingenio sobre unos temas tan cercanos a todos europeos como fueron los bombardeos de Hitler sobre Londres y toda la gran tragedia que supuso la Segunda Guerra Mundial, y sus posteriores consecuencias durante la segunda mitad del siglo pasado; unido a un tratamiento entre tierno y sarcástico de una enfermedad como el Alzehimer, que convulsiona la estabilidad de millones de hogares en nuestros días. Con todo ello, la autora ha confeccionado un cocktail realmente bueno, cuya degustación puede resultar excelsa para cualquier oscura tarde de este nevoso invierno. 
Ah,... y asimismo, no quiero que quede en el olvido esa chistosa voz que subyace a lo largo de todo el relato, cargada con dignidad y pasión de familiares ecos que rememoran a los mejores Salman Rushdie y Bill Bourroughs... e incluso, cierto punto cervantino.
Por lo tanto, no queda nada más que agradecer a la autora los buenos momentos pasados en su compañía.   

jueves, 22 de enero de 2009

Perplejidad en un financiero

" Yo pago los mismos impuestos que la señora que hace la limpieza de mi despacho. Respóndame, ¿usted cree que eso es coherente, usted cree que eso es bueno para la sociedad?. Yo no creo que lo sea".

(Warren Buffet, financiero estadounidense en una entrevista periodística. Una de las mayores fortunas del planeta)

miércoles, 21 de enero de 2009

Recuerdo


MUERTE EN LA ESTACIÓN DE BUS

Aquel vigor
Que derribó obstáculos.
Aquellos brazos
Que estrujaron al amor.
Aquellos ojos
Que brujulearon silencios.

Ya no son nada:
Nunca más harán nada.
Nada.

Tu imagen, ya para siempre inerte, sobrevuela
Nuestros descompuestos corazones.

La triste aguja vacía
Colgada de tu brazo, antaño invencible,
Fue el  único y triste discurso
Que nos dejaste en aquel sucio retrete,
En aquella estación de bus de la Muerte.

Extraído de la colección LA DESNUDEZ DE LOS ÁRBOLES
RPI.- HU-32-07

Hoy se acercó a mi mente la imagen de un amigo desaparecido hace ya algunos años. Recordé que había escrito este poema en medio del dolor y la confusión que me atenazaban, así que hoy, a modo de una especie de terapia exorcista, me apetece mostrarlo. Fue encontrado muerto con una aguja colgada en el brazo, como tantos y tantos más. Para algunos su recuerdo quedará asociado a la imagen que expresa este poemilla y la aguja asesina; para su familia el infortunio de su amado hijo con sus malas compañías; y para nosotros sus amigos nos queda su sonrisa, su vitalidad que exudaba generoso, su elegancia, y la irrefrenable ironía y sentido del humor inagotable verbo. Descansa en paz querido amigo.

martes, 20 de enero de 2009

Adios al peor Presidente de USA y al vicepresidente más poderoso de la Historia.

Se acabó la pesadilla neocon, fin a la presencia de la sed avarienta de Dick Cheney, ese Darth Vader de la Historia recientísima, que al fin desaparece de nuestra vida cotidiana junto a su firmón favorito, el presidente Bush, se aliviaran desayunos, almuerzos y cenas; antiguo vice también del mayor negocio del mundo basado en el derramamientode sangre humana, la famosa Holliburton, ese tinglado mafioso que lleva todo el tema de la guerra privada de Irak, lease miles de millones de dolares que ha apoquinado el pueblo norteamericano: precio pagado por el voto erróneo. Comprobado que a este tio le pone lo de vice, las bambalinas, el poder oculto, el tirar la piedra y que ponga otro la cara. A desgana puso la suya como Secretario de Defensa del viejo Bush durante la Guerra del Golfo; pero se ha resarcido porque en estos ocho años sus manejos han estado de suerte, pues seguro que jamás, ni en sus más delirantes fantasías podía llegar a imaginar que hallaría a un hombre tan vago como Bush hijo, tan indolente, tan plano, tan manejable, tan dispuesto a dejarlo todo en sus manos para dedicarse el ranchero-niño bien a sus excitantes juguetes: el rancho de Crawford en Texas y el resultado del último partido de su equipo de beisbol.
El ciudadano medio de Norteamérica debe reflexionar con seriedad, y mucho, a la hora de depositar la papeleta en sucesivas elecciones, y hacerlo sobre la base del pavoroso legado que han dejado esta pareja de dos, y no se trata únicamente del tema económico, es mucho más profundo. Futuros errores en su elección, en mi opinión, conllevará indefectiblemente el principio del ocaso de su amplia hegemonía mundial. Rusia, China e India van adquiriendo un poder que no admite bromas. Aunque me temo que pronto todo va a quedar en el olvido, difuminado por el polvo y la soledad de las llanuras del Middle West. Recuerdo una de las sentencias preferidas de mi difunto tio Rogelio, ante mi arrogancia tras alguno de mis desmanes juveniles, que decía: Los burros nunca tropiezan dos veces en la misma piedra. Y yo se que mi tio era una persona sabia.
Lo jodido del asunto es que ese voto middlewestiano influye en el devenir del resto de paises del mundo, y no nos queda otra que compartir la comida del marrón. Según la teoría de la conspiración del gobierno mundial en la sombra, de la Trilateral y los Amos del Mundo, nuestro voto importa un carajo, sus designios se cumpliran igualmente, y aunque esa teoria en general admita ciertas dudas, los ocho años de Bush han confirmado algunas certezas: la ilegítima elección del estado de Florida, las sombras que planean sobre los atentados del 11-S, la vitalista emergencia del islamismo terrorista, el auge del cultivo del opio en Afganistan, el misterioso mutis por el foro de Bin Laden, la impunidad de los grandes narcotraficantes con su infinita influencia, el tráfico de armas entre estados que mueve cantidades de dinero desorbitantes, y muchas más cosas, todo hechos consumados que avalan la convicción que los poderosos, una vez más, se han salido con la suya. Y si nuestro voto no vale nada, qué acción nos queda al ciudadano medio, a la infanteria. Nada, dejar que nos sigan jodiendo en nuestra jaula de cristal, jugar con nuestros divertidos cacharritos, un poco de derecho al pataleo, y todo ese rollo.
Pero a mi hay algo que en estos días no me quita nadie: el tremendo subidón que proporcionará a mis sentidos la visión en los informativos de la marcha de esa pareja de julandrones, el jovial cosquilleo de placer que recorrerá toda mi sangre. Su definitiva desaparición de nuestras vidas cotidianas puede ser algo casi orgásmico. Y sobretodo, la ilusionante sensación de que ahora el paso de la Historia va a ser serio, sin esa cueva de ladrones alibabesca; y pido al destino, a los dioses, a la fortuna, a quien sea, que yo no vea nunca más a ese sector del Partido Republicano en el poder.
Todo eso es mío, me pertenece.

sábado, 17 de enero de 2009

Exhuberante Soraya

Soraya, precioso nombre musulman, que así a bote pronto junto al cristianísimo apellido Saenz de Santamaría, parece que no casan de ninguna manera, aunque en cierto modo, casi con toda seguridad, podría decirse que simboliza a la perfección la simbiosis que se produjo durante siete siglos de convivencia entre esas dos grandes culturas de la civilización actual en esta península Ibérica nuestra. 
Muy sugestivo y acertado nombre de pila para el apellido de la vivaracha y estupenda portavoz parlamentaria del Partido Popular, que ha tenido la gallardía y el sabio descaro de posar para el suplemento semanal de el periódico El Mundo, mostrando todo su esplendoroso encanto treintañero con sensual y sensata naturalidad, de otra parte impensable en ciertas políticas de la derecha actuales, y no tan lejanas en el tiempo. Con este golpe de efecto, Soraya, puede hacer infinitamente más por liberar a la cavernícola derecha española de sus enlodadas catacumbas, que por supuesto, muchos de sus despistados compañeros de partido con sus pesadas y aburridas acusaciones al gobierno, olvidándose de promover alternativas de oposición, cuya querencia al viejo y fracasado discurso de aquellos rancios líderes de antaño: Aznar, Acebes, y cía, es pesadamente notoria. Los entusiastas acompañantes de las algaradas durante la legislatura pasada del cardenal Rouco Varela por las calles de Madrid, que trufaron nuestra vida cotidiana del finde hasta el hastío, no se enteran. 
Sorayita les ha dado a todos una contundente lección de modernidad del siglo XXI.
Aunque es igual, no la captaran, ellos continuan a lo suyo, con su impávida y pertinaz fe en ese método para recuperar el sillón de La Moncloa, incapaces de vislumbrar, o columbrar, que el camino que marca la portavoz, sea tal vez el acertado.
Lo único que chirría aquí es la actitud del malévolo director de El Mundo, el poderoso Pedro J. y su campaña anti- Rajoy, ¿qué pretende anticipando en la portada de la edición del viernes una foto destinada al suplemento del domingo?, ¿poner a la exhuberante y menuda política a los pies de los caballos de la chafardería, tan cultivada en la Villa y Corte?, o ¿tal vez remover los atávicos conceptos morales que atascan lastimosamente a la derecha española?.
Imposible conocer a ciencia cierta de este sibilino personaje. Cuando pasen unos meses, quizás. Aunque viendo a Soraya Saenz de Santamaría en esa foto, uno puede entreveer, sin riesgo a equivocarse mucho, un rumbo de esa anquilosada derecha más coherente con los tiempos que vienen en la sociedad española. 
Por ello, gracias, Soraya, por tu aportación al progreso. Y aprécialas, pues te las da un librepensador español, acráta convencido y nada proclive ni sospechoso de afinidad a las ideas de tu partido. 
  

domingo, 11 de enero de 2009

La lectura de libros

"Borges solía decir que había que leer lo que uno tiene ganas, y que si un libro no es de nuestro agrado lo mejor es dejarlo a mitad, porque hay miles esperando y en todos los géneros literarios... Lo interesante de cada lectura es que uno construye sus propias reglas".

Adriana Scaglione, gestora cultural

"Cuando uno escribe, el lector primero es uno mismo".

Jorge Luis Borges

"Prefiero al lector bienintencionado, aunque con las ideas poco claras, al que se cree que lo ha visto todo. Así, mientras leía este libro (La cartuja de Parma), mi propio yo a los dieciocho años, el autor al que había hecho mi confidente (Stendhal), los personajes y yo, formábamos una multitud. Me agradaba esa multitud".
Orhan Pamuk

sábado, 10 de enero de 2009

Persiguiendo ilusiones



REFLEXION PRESCINDIENDO DEL GITA

Duras palabras
que obstruyeron
el entendimiento…
Desnudos hechos
que frustraron
el amor…
Devastadoras vacilaciones
que incendiaron
el encuentro…
Punzantes silencios
que rasgaron
el compromiso...
En tanto, el Tiempo se filtra
En la falaz vorágine de los días,
Y tú te lanzas, con tenaz insistencia,
En pos de la definitiva ilusión, triste Maya inveterada...

Extraido de LA DESNUDEZ DE LOS ÁRBOLES. Colección de poemas
RPI.- Hu-32-07